No es tan potente como su rival italiano, pero promete un dinamismo igual de asombroso.

Bentley, Lamborghini, Rolls-Royce... y ahora, por fin, Aston Martin. La marca de lujo británica acaba de mostrar su primer SUV, el DBX 2020, en la víspera del salón de Los Ángeles 2019. Un vehículo destinado a generar beneficios para el fabricante, tal y como sucede con el Bentayga, el Urus y el Cullinan.

Galería: Aston Martin DBX 2020

Por supuesto, el todocamino se ha desarrollado bajo la premisa de atesorar el dinamismo y las prestaciones de un rabioso deportivo. Para lograr este objetivo, se ha recurrido al mismo motor que el Vantage. Hablamos del propulsor 4.0 V8, biturbo, de origen Mercedes-AMG, pero potenciado a 550 CV y 700 Nm. 

La transmisión asociada es una automática con convertidor de par, de nueve velocidades. La fuerza mecánica se distribuye entre los dos ejes de forma variable, gracias a un diferencial central activo. Asimismo, el tren trasero incorpora otro diferencial 'especial', en este caso un autoblocante electrónico, que recibe el nombre de eDiff. ¿Su misión? Optimizar la motricidad en situaciones límite. 

Todo este 'arsenal' tecnológico genera unas espectaculares cifras de velocidad máxima, 291 km/h, y de aceleración de 0 a 100, 4,5 segundos, a pesar de que el peso en vacío alcanza los 2.245 kilos... contando con que la carrocería está fabricada en aluminio.

Aston Martin no ha informado acerca del consumo mixto homologado (a los clientes poco les importará), pero sí ha divulgado que el propulsor dispone del sistema de desconexión selectiva de cilindros, para reducir el gasto en una conducción sosegada. 

Aston Martin DBX 2020

En materia de chasis, el DBX 2020 reúne suspensión neumática y amortiguadores adaptativos, para afrontar cualquier tipo de terreno de forma perfecta, incluso caminos algo rotos. Gracias a esta combinación, la altura libre al suelo puede incrementarse 45 milímetros o reducirse 50.  

Como podrás suponer, el habitáculo reúne un ambiente deportivo y, a su vez, de máxima calidad. Cuero, Alcantara y hasta madera están disponibles para los conductores y acompañantes más sibaritas. 

Aston Martin DBX 2020

Para seguir la tendencia actual, dispone de una instrumentación digital con 12,3 pulgadas y otro monitor, de 10,25, para el sistema de información y entretenimiento, compatible con el protocolo de conectividad Apple CarPlay. 

Pero, como buen SUV, dispone de un amplio espacio interior, así como de un maletero bastante capaz, con 832 y 1.540 litros, en función de la posición de los asientos traseros, que pueden abatirse en proporción 40:20:40.

Aston Martin DBX 2020

Como curiosidad, las primeras 500 unidades serán inspeccionadas personalmente por el director ejecutivo de la compañía, Andy Palmer. Aquellos que deseen la máxima exclusividad, disponen del paquete 1913 (año de fundación de la marca), con varias inscripciones y algunos elementos personalizados. 

De momento, tan solo sabemos que el precio del modelo para el mercado de Estados Unidos asciende a 193.000 euros, unos 174.500 euros, al cambio. Poca cosa, para los multimillonarios que busquen una alternativa al 'Lambo' Urus...