Su interior ofrece un ambiente mucho más lujoso, con grandes dosis de espacio.

Con casi siete décadas de historia a sus espaldas, el Toyota Land Cruiser es ya todo un clásico entre los modelos enfocados al campo. De hecho, actualmente, es uno de los pocos todoterrenos puros del mercado. En esta ocasión os traemos una preparación que no consigue aumentar sus capacidades 'off road', sino más bien todo lo contrario, pero a cambio es mucho más seguro.

Obra de la compañía Carat Duchatelet, con sede en Lieja (Bélgica) y dedicada al blindaje desde hace más de cincuenta años, este Land Cruiser es una versión blindada y todavía más grande del 'mastodonte' japonés. De hecho, además de esa seguridad extra que aporta a sus ocupantes, el modelo goza de un interior a todo lujo, al estilo limusina.

Galería: Toyota Land Cruiser blindado y XL de Carat Duchatelet

Para empezar, la firma belga ha aumentado la batalla del modelo nipón en nada menos que 50,8 centímetros, algo que si bien va en contra de sus capacidades todoterreno, permite ofrecer mucho más espacio interior. Desde luego, es uno de los Land Cruiser más exclusivos y diferentes que hayamos visto nunca.

El modelo también recibe un "alto nivel de protección balística", que si bien no se ha detallado, suponemos que será capaz de proteger a sus ocupantes frente a disparos de armas de mano o incluso automáticas. 

Toyota Land Cruiser blindado y XL de Carat Duchatelet

Como es lógico, todo el peso extra del blindaje ha obligado a mejorar tanto la suspensión como el equipo de frenos del modelo de Toyota, de cara a mantener una dinámica de conducción relativamente normal. Aun así, la compañía no ha detallado qué cambios se han llevado a cabo.

Desde luego, este Land Cruiser de Carat Duchatelet no será lo mismo fuera del asfalto, el hábitat natural de este coche, ya que la longitud adicional será un hándicap importante para conducción todoterreno, debido a que sus cotas y ángulos se ven afectados negativamente.

Toyota Land Cruiser blindado y XL de Carat Duchatelet

El aumento en tamaño, no obstante, también tiene sus ventajas, ya que ha permitido a la compañía crear un habitáculo mucho más cómodo y lujoso que el del modelo de serie, al estilo Mercedes-Maybach, instalando desde dos asientos de tipo ejecutivo, totalmente ajustables, hasta mesitas como las de los aviones o una enorme televisión.

Lógicamente, todas las superficies del interior están recubiertas con materiales de primera calidad, como madera, cuero o ante, mientras que entre ambos asientos se ha instalado una consola central. Además, también se ha dotado al coche del llamado 'parade roof', un techo practicable desde el que saludar a la multitud.