Ya está disponible en el configurador de la marca, desde 40.150 euros.

La gama del SUV compacto de hasta siete plazas de la firma de la estrella, el Mercedes-Benz GLB 2020, sigue creciendo con nuevas versiones. Así, tras presentarse la opción más deportiva de la familia, bajo el sello de Mercedes-AMG, ahora, le llega el turno al modelo que se sitúa como el escalón de acceso al catálogo.

Su nombre es GLB 180 y recurre al propulsor M 282 de Mercedes-Benz. En esencia, se trata de un pequeño bloque turboalimentado de gasolina, con cuatro cilindros y 1,33 litros de cilindrada, que anuncia 136 CV de potencia y 200 Nm de par máximo, entre 1.640 y 4.000 rpm.

Con un precio de partida de 40.150 euros, en términos de prestaciones, el GLB 180 anuncia una velocidad máxima de 200 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 se lleva a cabo en 9,9 segundos.

Respecto al consumo medio homologado, oscila entre los 6,9 y los 7,8 litros cada 100 kilómetros, dependiendo de la configuración del modelo en cuestión, lo que se traduce en unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) de entre 177 y 157 g/km, en ciclo WLTP.

Galería: Mercedes-Benz GLB 180 2020

Dicho propulsor, que inicialmente solo está disponible junto a la tracción delantera y la transmisión automática de doble embrague 7G-DCT, de siete velocidades, incluye algunas novedades interesantes.

Hablamos, por ejemplo, del filtro de partículas o el recubrimiento NANOSLIDE, que reduce la fricción interna del propulsor, algo que se traduce en una mayor eficiencia y que, como es lógico, también favorece la fiabilidad del conjunto.

Mercedes-Benz GLB 180 2020

Al igual que sucede en el resto de la gama, el GLB 180 puede escogerse con cinco o siete plazas, lo que es un punto muy favorable, para un coche que apenas mide 4,63 metros de largo. Eso sí, de optar por la configuración de siete asientos, el precio se incrementa en 1.037 euros.

Además, en la variante de siete plazas, el maletero ve reducida su capacidad 'estándar', que pasa de los 570 a los 500 litros. Algo lógico, teniendo en cuenta que, aunque se puedan plegar, los dos asientos adicionales siempre restan algo de espacio.