Ofrece dos baterías, de distinta capacidad, y anuncia hasta 330 kilómetros de autonomía.

El pasado mes de noviembre, la firma gala Citroën anunció el lanzamiento de una versión 100% eléctrica de uno de sus vehículos comerciales, es decir, el nuevo Citroën ë-Jumpy, que llegará a los concesionarios de la marca en la segunda mitad de este año 2020. Además, la oferta de comerciales eléctricos aumentará en los próximos meses con los Jumper y Berlingo Van de cero emisiones.

Este furgón compacto eléctrico, basado en la plataforma EMP2 del Grupo PSA, se ofrecerá en dos versiones, con baterías de iones de litio de diferente capacidad. La primera, de 50 kWh, promete una autonomía en ciclo WLTP de hasta 230 kilómetros, mientras que la más generosa, de 75 kWh, anuncia una distancia sin necesidad de recarga de hasta 330 kilómetros. 

Galería: Citroen e-Jumpy (2020)

El sistema de propulsión se basa en un motor eléctrico de 100 kW (136 CV), que ofrece además un par motor máximo instantáneo de 260 Nm. La velocidad máxima del vehículo está limitada a 130 km/h, al tiempo que se ofrecen tres modos de conducción: Normal, Eco (optimiza el consumo de energía) y Power (pensado para circular a plena carga). 

  • Potencia: 100 kW (136 CV)
  • Par: 260 Nm
  • Batería: 50 o 75 kWh
  • Autonomía: 230 o 330 km (WLTP)

Citroën anuncia tres posibilidades de recarga. La doméstica, con un cable de modo 2 (disponible con 8A y 16A, así como con la toma Green'Up), la carga en wallbox monofásico o trifásico (7,4 u 11 kW), con cable de modo 3, y la recarga en estaciones públicas de carga rápida, a una potencia de hasta 100 kW. En este último caso, se puede recuperar el 80% de la batería en 30 o 45 minutos, en función de la versión de batería del modelo.

  Green'Up (16A) Wallbox monofásico (32A) Wallbox trifásico (16A) Carga rápida
Potencia de carga 3,6 kW 7,4 kW 11 kW 100 kW
Batería 50 kWh 15 horas 7:30 horas 4:45 horas 30 minutos
Batería 75 kWh 23 horas 11:20 horas 7 horas 45 minutos
Citroën ë-Jumpy 2020

La marca asegura que el ë-Jumpy, disponible en versiones XS, M y XL, mantiene el mismo volumen de carga que las versiones convencionales, con motor térmico. En el caso del más pequeño, XS, de 4,6 metros de largo, el volumen de carga es de 5,1 m3. En la variante más grande, XL, la capacidad aumenta hasta los 6,6 m3. Citroën anuncia también una carga útil de hasta 1.275 kilogramos.

Como es lógico, este ë-Jumpy se diferencia del furgón convencional por la toma de carga, situada en la alerta delantera izquierda, además de por una calandra específica o los logotipos 'ë'. En el interior, equipa instrumentación específica, con un indicador del nivel de carga, gráficos de flujo de energía o estadísticas de consumo, por ejemplo.

Citroën ë-Jumpy 2020

Cabe apuntar que el fabricante galo ofrece dos opciones de cargador integrado para el vehículo, de 7,4 u 11 kW. Además, la aplicación My Citroën permite controlar, de manera remota, la preclimatización del habitáculo, así como programar el proceso de carga, entre otras cosas.

Por último, la gama del ë-Jumpy contará con diversas versiones (Control, Club, Driver u CityVan), cada una con un equipamiento específico. La más básica ya incluye desde freno de estacionamiento eléctrico o radio MP3 con Bluetooth, hasta retrovisores eléctricos y calefactados. Por el momento, no se han dado a conocer los precios de la gama.