Al igual que sus hermanos de mayor tamaño, este todocamino monta un propulsor de origen Volvo.

En esta redacción, no nos cansamos de indagar en la gama de la marca china Geely en el mercado ruso. ¿El motivo? Hace coches muy interesantes, con tecnología y motores de Volvo (el Grupo Geely es dueña de la firma sueca), por precios realmente bajos.

Tras haber analizado el Xing Yue y el Atlas Pro, toca conocer al benjamín de la gama. Se llama Coolray y tiene una línea bastante 'europea', por lo que consideramos que se vería con muy buenos ojos en el mercado español.

Galería: Geely Coolray 2020

Además, ofrece las dimensiones perfectas para ser valorado como un coche familiar, pues declara 4,33 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,60 de altura. De acuerdo a estas cotas, se integra en el segmento de los todocaminos compactos. 

Como comentaba antes, el propulsor es de origen Volvo. Se trata de la mecánica turboalimentada de gasolina, con tres cilindros y 1,5 litros, que en el Coolray entrega 150 CV y se asocia a una transmisión automática de siete velocidades. Este binomio genera una velocidad máxima de 190 km/h. 

El equipamiento disponible lo firmaría cualquier SUV europeo, pues abarca instrumentación digital de 7,0 pulgadas, pantalla multimedia de 10,25 pulgadas, faros con tecnología de tipo LED, sistema de visión periférica, llantas de aleación de 18 pulgadas o acceso y arranque sin llave. En fin, de chino solo tiene la sede de la compañía...

El Geely Coolray no está pensado para dificultades 'off road', ya que solo cuenta con tracción delantera. Ahora bien, su distancia libre al suelo, 19,6 centímetros, es más que suficiente para poder transitar por caminos sencillos y pistas sin dificultades. 

Geely Coolray 2020

El coche se acaba de poner a la venta en Rusia, con un precio base de 1.289.999 rublos, que equivalen a poco más de 16.000 euros al cambio. Sin duda, sería una tarifa sumamente atractiva en nuestro mercado. 

Al igual que dijimos al hablar del Xing Yue y el Atlas Pro, nos gustaría ver y 'catar' estos coches, porque podrían cambiar nuestra percepción sobre los vehículos chinos. Al menos, sobre los más avanzados. ¿Llegará Geely a España? No puede negar que es un posible movimiento empresarial que me produce mucha curiosidad...