Ojo, porque comparte plataforma con el Volvo XC40.

En los últimos tiempos, hablamos mucho del Grupo Geely por contar con marcas como Volvo, Lotus y smart (al 50% con Daimler), pero ¿qué coches comercializa la firma homónima? Indagando un poco, hemos encontrado un nutrida variedad de modelos y, entre ellos, nos ha convencido el Xing Yue. 

¿Por qué nos ha gustado? Principalmente, porque se trata de un SUV de corte coupé, un formato que está realmente de moda en Europa. Aunque desde la vista lateral se parece al BMW X4, lo cierto es que el coche luce un diseño suficientemente distinto como para no hablar de plagio.   

Galería: Geely Xing Yue

Pero además, hay que destacar que este todocamino toma como base la plataforma modular CMA. ¿Te suena? Normal, porque es la misma que emplea el Volvo XC40. Por lo tanto, estamos ante un vehículo con una calidad más que suficiente para desembarcar en el Viejo Continente. 

Si nos centramos en las dimensiones, mide 4,60 metros de longitud, 1,87 de anchura y 1,64 de altura. Por su parte, la distancia entre ejes se alarga hasta los 2,70 metros. 

Bajo el capó, también se nutre de propulsores de origen Volvo. El más potente es el bloque turboalimentado de gasolina de 2,0 litros y 235 CV, que trabaja junto con una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades. 

Por debajo, se encuentra una mecánica de tres cilindros, también con turbocompresor, con 1,5 litros y 174 CV. Opcionalmente, este propulsor puede vincularse a un sistema de hibridación ligera, que aumenta la potencia a 188 CV y reduce la cifra de consumo mixto hasta los 5,6 litros cada 100 kilómetros.  

Geely Xing Yue

La alternativa ecológica viene dada por un sistema híbrido enchufable, con 255 CV y 415 Nm, que puede disponer de dos baterías diferentes, una con 11,3 kWh de capacidad y otra con 15,2. En el mejor de los casos, el coche anuncia una autonomía eléctrica de 80 kilómetros, aunque desconocemos el ciclo de homologación. 

Como puedes comprobar en la foto, en el habitáculo se respira tecnología por los cuatro costados. Al fin y al cabo, dispone de dos pantallas, una de 9,0 pulgadas para la instrumentación y otra de 12,3 para el sistema de infoentretenimiento. 

Pero lo mejor de todo es su precio, que comienza en poco más de 17.500 euros (135.800 yuanes) y finaliza en 27.200 (208.800). Si llegase a España con esas tarifas, ¿te harías con uno?