Goza de todo tipo de modificaciones para convertirse en un todoterreno muy capaz.

Puede que la firma japonesa Isuzu no sea demasiado conocida en nuestro país, pero en otros mercados de Asia y Sudamérica sus modelos son muy habituales. Es el caso del Isuzu D-Max, un pick-up que también se comercializa en España (desde unos 17.000 euros), que ha servido como base para este proyecto especial de la marca, de enfoque claramente todoterreno.

Este Isuzu D-Max GO2 es un coche único ('one-off'), que el fabricante ha creado especialmente como escaparate de las posibilidades de personalización que ofrece su pick-up, de cara a convertirlo en un modelo off road bastante extremo. A la vista está que va cargado de accesorios.

Galería: Isuzu D-Max GO2 2020

En el frontal se ha incorporado un paragolpes delantero con barra ARB Sahara y protecciones inferiores, que sirve además para instalar un cabrestante o 'winch' de Britpart Pulling Power Winch, con una capacidad de arrastre anunciada de 4 toneladas.

Aunque el nuevo paragolpes hace desaparecer las luces antiniebla, este componente no es demasiado fundamental para el off road, de manera que simplemente se prescinde de ellas, aunque se ha instalado un módulo de iluminación auxiliar en el techo del vehículo. En la zaga también se ha equipado un paragolpes específico, así como una cubierta para el cajón de carga.

Isuzu D-Max GO2
Isuzu D-Max GO2
Isuzu D-Max GO2

Tampoco falta un elemento que también es muy habitual en este tipo de preparaciones. Nos referimos a la chimenea o 'snorkel', que consigue elevar la toma de admisión del motor para, además de aumentar notablemente la capacidad de vadeo del modelo, evitar que llegue más polvo y agua de la cuenta.

Lógicamente, los bajos del vehículo también incluyen molduras protectoras de metal, precisamente para preservar componentes vitales del coche, como el motor, la transmisión o el diferencial trasero, por ejemplo. También se sustituyen las estriberas de serie por otras más robustas, montadas directamente sobre el chasis.

Isuzu D-Max GO2
Isuzu D-Max GO2
Isuzu D-Max GO2

Las llantas, que de serie son de 18 pulgadas en el D-Max Utah que sirve como base para este proyecto, ahora son más pequeñas, de 16 pulgadas, pero calzadas con unos enormes neumáticos de tacos General Grabber X3 Mud Terrain. El equipo de frenos recurre a discos ventilados delanteros y a una combinación de discos y tambores en el tren posterior.

En cuanto a la suspensión, goza de un sistema denominado Pedders TrakRyder eXtreme, que cuenta con dos amortiguadores ajustables de tipo 'coilover' en el eje delantero y ballestas con amortiguadores ajustables en el trasero. Además, también se ha elevado la altura de la carrocería y en el tren trasero se han instalado tanto una barra estabilizadora como un diferencial bloqueable.

Isuzu D-Max GO2

Por lo demás, redondean el conjunto soluciones como el arranque por botón, fundas para los asientos (que de serie están tapizados en cuero), alfombrillas de goma o un volante acabado en cuero, además de aire acondicionado o un sistema multimedia con pantalla de 7,0 pulgadas, que incluye navegador y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.