Aunque no lo parezca, ya han pasado 20 años desde el inicio de la comercialización del Honda Insight en Europa.

El segmento de los vehículos ecológicos ha recorrido un largo trecho, tanto es así que algunos fabricantes, como Honda, ya cumplen dos décadas de presencia en los mercados occidentales. En este sentido, el Insight fue el primer modelo híbrido que se comercializó en Europa, un vehículo al que le han seguido otros representantes ecológicos.

Sin embargo, la hoja de ruta de Honda, denominada 'Visión Eléctrica', basada en la electrificación paulatina de sus automóviles de Honda, data de 1988. En aquella fecha, comenzó el desarrollo del Honda EV Plus. Se trataba del primer eléctrico de la casa, su fase de desarrollo duró nueve años y se comercializó desde 1997 a 1999, en régimen de leasing. Sin duda, fue otro hito en la electrificación de la marca.

Galería: Se cumplen 20 años de la tecnología híbrida de Honda

Fue a partir de 1999, cuando Honda comercializó el Insight, el primer automóvil híbrido que se puso a la venta en Europa. Ese mismo año, unos meses antes, la firma japonesa presentó el Honda Hybrid VV Concept, dotado de un motor eléctrico integrado (Integrated Motor Assist, IMA), junto con una mecánica de combustión. Aquel ejercicio de estilo se convirtió en un modelo de producción, el mencionado Honda Insight.

La carrocería del modelo ecológico oriental llamaba la atención por la cuidada aerodinámica (Cx de 0,25). Con un formato coupé de dos puertas, el Insight era un vehículo ligero, ya que a pesar de contar con dos motores (un tricilíndrico de gasolina más otro eléctrico) y una batería más grande de lo convencional, no alcanzaba los 900 kilos de peso. Se podía elegir con cambio manual de cinco velocidades o con uno automático de variador continuo CVT. El motor de combustión desarrollaba 68 CV de potencia.

Honda Insight 1999

La evolución del proyecto llegó de la mano del Honda Civic, en 2002. En esa fecha, el modelo más longevo del fabricante oriental apostó por la hibridación. Hubo que esperar dos años, hasta 2004, para que se viera en Europa, por primera vez, el denominado Civic IMA, con 90 CV de potencia.

Honda Civic Hybrid 2006

En 2006, el denominado sistema IMA se volvió más eficiente, gracias al Civic Hybrid. Estéticamente, se diferenciaba del resto por las llantas aerodinámicas y la carrocería de tres volúmenes. Además, su fuente de alimentación, de níquel-metal hidruro, ubicada detrás de los respaldos traseros, no impedía un maletero con una capacidad de 350 litros. La potencia combinada del sistema híbrido ascendió hasta los 115 CV.

Avanzamos en el tiempo y llegamos al año 2009, momento en el que Honda aprovechó para retomar la denominación Insight, pero en este caso, en formato berlina. Se trataba de la segunda generación del híbrido de Honda.

A nivel técnico, mantuvo la arquitectura del Civic IMA, con un motor térmico de 1,3 litros, más otro eléctrico y un cambio automático de tipo CVT. La potencia conjunta alcanzaba los 98 CV, mientras que en su interior podía transportar a cinco ocupantes y darles servicio con un práctico maletero de 408 litros.

Honda CR-Z 2010

Un año más tarde, el concepto de coupé híbrido regresó de la mano del controvertido CR-Z. El vehículo, con diseño deportivo, seguía apostando por un sistema de hibridación IMA, con un motor eléctrico de 10 kW además de uno térmico de gasolina, con 1,5 litros de cilindrada. 

El sistema de propulsión híbrida se ofrecía asociado a un cambio manual de seis velocidades o a uno automático CVT. La potencia total era de 124 CV y el peso apenas superaba los 1.200 kilos. El consumo medio homologado de carburante estaba cifrado en apenas 5,0 litros cada 100 kilómetros, una cifra destacada para aquella época.

Llegamos al año 2011 y el Honda Jazz también presumió de versión híbrida. El pequeño monovolumen urbano adoptó la tecnología IMA del Insight. Sin embargo, el motor 1.3 de gasolina, junto con otro eléctrico, desarrollaban una potencia conjunta de 98 CV.

Honda Clarity Electric 2017

En 2016, Honda presentó el Clarity, una nueva evolución en su hoja de ruta. Un vehículo que podía fabricarse como eléctrico 100%, como híbrido enchufable o como modelo alimentado por una pila de combustible de hidrógeno (Clarity Fuel Cell).

La versión híbrida podía recorrer hasta 101 kilómetros en modo cero emisiones, gracias a su batería de iones de litio. Una vez acabada la energía eléctrica, el motor de gasolina, de 1,5 litros, se encargaba de propulsar el vehículo. Este modelo todavía está a la venta en mercados como el estadounidense.

Honda CR-V Hybrid 2019

Y así llegamos a la actualidad, donde Honda está presente en nuestro mercado con dos modelos que apuestan por la hibridación: el CR-V Hybrid y el Jazz Hybrid. En el caso del primero, la firma japonesa estrenó, en 2019, la tecnología intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD).

Este sistema i-MMD cuenta con dos motores eléctricos. Uno de ellos actúa como generador, el otro como impulsor y se combinan con un propulsor de gasolina, una batería de iones de litio y una transmisión automática de engranajes fijos. De este modo, puede funcionar en modo 100% eléctrico (Electric Drive), solo con el motor de combustión (Engine Drive) o de forma dual (Hybrid Drive).

Honda Jazz 2020

En el caso del CR-V, la potencia total disponible es de 184 CV, mientras que en la del más pequeño Honda Jazz Hybrid, el sistema híbrido anuncia 109 CV. Como puedes comprobar, estas dos décadas de tecnología híbrida han dado para muchos e interesantes modelos, por parte de Honda.

Por último, queremos mostrarte un emotivo vídeo que han realizado desde Honda España, para animarnos en estos día de confinamiento domiciliario, a la espera de que todo vuelva a la normalidad y podamos volver a disfrutar de las cosas que más nos gustan, entre ellas, conducir libremente.