Se trata de un modelo mítico, del que se volverán a fabricar 12 exclusivas unidades.

El modelo histórico más famoso y codiciado de Bentley, el Blower de finales de los años 20 y principios de los 30, es también, sin lugar a dudas, uno de los coches de competición más conocidos de todos los tiempos.

En esencia, se trataba de una edición sobrealimentada del Bentley 4½ Litre. Solo existieron 55 ejemplares con compresor y, únicamente, apenas cuatro de ellos se convirtieron en coches oficiales para competición. Un dato que da idea de su exclusividad.

Aunque no consiguió grandes éxitos, era el coche de carreras más rápido de la época, nacido de la mano del piloto Sir Tim Birkin. De hecho, la unidad que perteneció a Birkin servirá como base al fabricante británico para el desarrollo de su Bentley Blower Continuation Series, la interpretación moderna de este genial vehículo.

Galería: Bentley Blower de 1929

Como ya anunció la marca de Crewe el pasado verano, van a fabricar la primera reedición de un modelo de preguerra, el Blower, del que únicamente se crearán 12 exclusivos ejemplares. Lógicamente, estará basado en el modelo original, que por entonces equipaba un motor de 4,5 litros, sobrealimentado por un compresor volumétrico de tipo Roots (de ahí lo de Blower) y lograba una potencia de alrededor de 240 CV.

Aquel modelo participó, por ejemplo, en las 24 Horas de Le Mans de 1930, enfrentándose al genial Mercedes-Benz SSK con motor de 7,0 litros, pilotado por Rudolph Caracciola y Christian Werner. De hecho, Bentley inscribió tres unidades de su Blower en aquella edición de la carrera francesa.

Bentley Blower Continuation: diseño 3D

12 unidades de nueva factura

Para la fabricación de esta nueva docena de coches, Bentley ha utilizado su propio ejemplar del Blower, restaurado en los años 60 y utilizado recientemente en eventos como la Mille Miglia, el Goodwood Festival of Speed o el Concurso de Elegancia de Pebble Beach. De hecho, las imágenes que acompañan a este artículo, son diseños digitales (CAD) de cara a la producción de los nuevos modelos.

Según Bentley, los doce afortunados clientes que podrán hacerse con uno de estos Blower modernos ya están eligiendo los colores y acabados para sus automóviles, que serán copias mecánicas exactas del modelo de 1929, fabricado y pilotado por Birkin, replicando al Bentley más preciado de todos los tiempos. Lógicamente, será la división de clásicos del departamento Mulliner quien se encargue de la fabricación de esta docena de coches.

Bentley Blower de 1929
Bentley Blower de 1929
Bentley Blower de 1929

El nonagenario Blower original de Birkin (UU 5872) ha sido cuidadosamente desmontado para que sus componentes fueran escaneados y medidos milimétricamente mediante láser, de forma que después puedan ser fabricados con exactitud y, finalmente, ensamblados por los especialistas de la casa.

Los nuevos Continuation Series, basados en un chasis de acero y una suspensión de ballestas, equiparán un motor de gasolina de 4.398 cm3, de cuatro cilindros y 16 válvulas, con cárter de aluminio y bloque y culatas de fundición, equipado lógicamente con una réplica exacta del compresor Amherst Villiers Mk IV tipo Roots, con el que consigue una potencia de 243 CV a 4.200 rpm. De pararlo se encargarán frenos de tambor mecánicos Bentley-Perrot.