Basado en la tercera generación del MR2, se presentó en el salón de Essen, allá por 2001.

Aunque no te lo creas, ya han pasado casi 20 años desde que Toyota presentó el MR2 Street Affair Concept en el salón de Essen, un ejercicio de estilo desarrollado para celebrar el debut del fabricante japonés en la Fórmula 1. Sin embargo, en aquel momento, el deportivo biplaza descapotable no generó la expectación esperada ni por los medios ni por el público.

Puede que uno de los motivos fuese que el plan de comunicación se centrase, fundamentalmente, en el mercado alemán (sede del equipo de F1 en aquella época). De esta forma, es bastante posible que sea la primera vez que veas este concept car, tan ligero de ropa.

Galería: Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

Desarrollado por Toyota Motorsport GmbH en 2001, el Street Affair Concept es una combinación del roadster MR2 (W30) y del monoplaza de Fórmula 1, el Toyota TF102. Entre su señas de identidad más destacables, encontramos un parabrisas de pequeño tamaño, muy tendido y sin marco, la carrocería confeccionada en fibra de vidrio, con una línea muy angular, además del alerón delantero, inspirado en el diseño del monoplaza TF102.

Tampoco podemos pasar por alto el diseño de las ópticas principales, con faros de xenón, combinados con pilotos de diodos luminosos en la zaga, que aportaban una imagen muy personal al vehículo. El trabajo aerodinámico también cobraba importancia y permitía ver, por ejemplo, la mecánica al descubierto.

Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

El alerón trasero o las tomas de aire laterales también se inspiraban en el monoplaza de F1 y la obsesión por reducir el peso del conjunto al máximo, hizo que el diseño de las puertas se redujese a la mínima expresión, permitiendo ver el habitáculo desde el exterior.

Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

Pasemos al interior, donde debemos destacar dos detalles muy llamativos y diferentes al MR2 que toma como base. Hablamos del volante partido, en forma de 'U', con mandos integrados, así como de la configuración del salpicadero, presidida por una gran pantalla digital, de orientación horizontal. Viendo los modelos actuales, el MR2 Street Affair Concept adelantó códigos de diseños que ahora se dan por asumidos.

Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

Por si no lo has notado, el ejercicio de estilo carece de espejos retrovisores, así que la cámara trasera se debía encargar de informar al conductor de todo lo que sucedía por detrás del vehículo.

Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

En el capítulo mecánico, el propulsor estaba ubicado en posición central-trasera. Con una cilindrada de 1,8 litros, la potencia pasó de los 140 CV originales a los 255, gracias a la adopción de un turbocompresor y un sistema de escape, firmado por el especialista Remus.

La caja de cambios disponía de embrague electrohidráulico, tenía seis velocidades y ofrecía manejo secuencial. Gracias al peso contenido del conjunto, el prototipo alcanzaba una velocidad punta de 249 km/h y solo necesitaba 6,0 segundos para pasar de 0 a 100.

Toyota MR2 Street Affair Concept 2001

En comparación con el MR2 de serie (que puedes ver justo encima), el Street Affair era 30 milímetros más bajo y, gracias a las llantas de aleación de 19 pulgadas, el eje trasero estaba equipado con neumáticos en medida 345/30. Sin duda, detalle más de un modelo que ha quedado para el recuerdo...