Muy bonito, muy caro y, también, sumamente importante desde el punto de vista histórico.

Hace solo unos días, os ofrecimos una lista con algunos de los automóviles Ford más caros y exclusivos de todos los tiempos, en la que el indiscutible campeón, si hablamos de precio, es un modelo que no es un Ford con todas las letras. Hablamos del famoso Shelby Cobra 260, nacido en 1962, y que fue el primer automóvil del legendario Carroll Shelby. 

En el año 2012, este ejemplar original del Cobra se subastó por la friolera de 12,7 millones de euros, puesto que fue el primer coche fabricado por Shelby, tras su exitosa carrera como piloto, que concluyó en 1959. Eso sí, su trayectoria estuvo repleta de triunfos, como la victoria aquel mismo año en las 24 Horas de Le Mans, con un espectacular Aston Martin DBR1.

Galería: Shelby Cobra CSX2000 de 1962

Se trata del Shelby Cobra 260 de las imágenes, con chasis CSX-2000, que fue el origen de todo. Digamos que es el padre de los GT350 o GT500 originales, así como el abuelo de los actuales, empezando por el espectacular Shelby GT500 2020, que con su motor V8 de nada menos que 771 CV, es el Ford de producción mas potente de la historia de la compañía. 

Un AC Ace británico... con motor V8 americano de Ford

En 1959, tras ganar en Le Mans y retirarse de la competición, por motivos de salud, Shelby abrió una escuela de conducción y un taller en el sur de California. El piloto ya tenía la idea de intentar equipar un enorme motor V8 en el chasis de algún ligero deportivo británico, para que el conjunto tuviera un peso contenido.

Shelby Cobra CSX2000 de 1962
Shelby Cobra CSX2000 de 1962
Shelby Cobra CSX2000 de 1962

Tras ponerse en contacto con el fabricante británico AC Cars y con Ford Motor Company, para el suministro de chasis del modelo AC Ace y de motores V8 con sus transmisiones, respectivamente, Carroll Shelby se lanzó a la fabricación de su Cobra.

El Shelby Cobra estaba basado, como hemos dicho, en el roadster británico AC Ace, que se fabricó entre 1953 y 1964, aunque de serie se equipó únicamente con motores de seis cilindros. Con dicha base, Shelby decidió instalar en el primer prototipo, CSX-2000, un bloque V8 atmosférico de origen Ford, con 221 pulgadas cúbicas, que equivalen a 3,6 litros de cilindrada. 

Shelby Cobra CSX2000 de 1962
Shelby Cobra CSX2000 de 1962
Shelby Cobra CSX2000 de 1962

El resultado, denominado AC Ace 3.6, sufrió una serie de modificaciones a nivel de bastidor para poder equipar el bloque y, también, una caja de cambios de cuatro velocidades. La producción en serie del llamado Shelby AC Cobra arrancó en marzo de 1962 y, en poco más de un año, ya se habían vendido cerca de 200 ejemplares.

Eso sí, en el modelo de producción no se utilizó el 3.6 V8, sino un bloque V8 260, también Ford, lo que corresponde a un cubicaje de 4,3 litros. Ofrecía una potencia de unos 268 CV y permitía alcanzar una velocidad máxima de nada menos que 240 km/h. Y precisamente de la cilindrada del motor en pulgadas cúbicas, 260, viene el nombre del coche original: Shelby Cobra 260.

Con el paso de los años, Shelby fabricó algunos Cobra con otras motorizaciones, aunque quizá el más famoso de todos sea el llamado Cobra 427, de 1964, con un gigantesco motor 427, de 7,0 litros de cilindrada.

El último Shelby Cobra original fabricado data de 1968, pero durante décadas son muchos los fabricantes que han hecho réplicas del mítico modelo, ya que los ejemplares originales, en la actualidad, están muy, muy cotizados.