Está a la venta en Japón por algo más de 21.000 euros.

Siempre decimos que, en el mundo de las réplicas, las hay verdaderamente buenas y también descaradamente falsas. Dentro de estas últimas, situamos este Audi TT de primera generación convertido en un Bugatti Veyron. Claro, ni rastro de los famosos 1.001 CV...

Vale, es verdad que muy poca gente puede hacerse con el hiperdeportivo francés, más aún cuando estas unidades de segunda mano se encuentran altamente valoradas, pero como hay soluciones para todo, te mostramos esta alternativa.  

Galería: Bugatti Veyron, réplica con un Audi TT

En lugar de tener que desembolsar cerca de 700.000 dólares, como mínimo, por un Veyron de segunda mano, este TT 'travestido' cuesta 21.095 euros. Eso sí, está a la venta en Japón.

La copia cuenta con una parrilla en forma de herradura, faros parcialmente cubiertos y pintura bicolor. Todo, para intentar parecerse (muy, muy de lejos) al Veyron. Además, el coche cuenta con llantas en las que aparece la inscripción 'EB' y una doble salida de escape en el centro del paragolpes, inspirada en la del Super Sport. 

Eso sí, el punto más llamativo (por decirlo positivamente) es el enorme alerón trasero fijo, con aleta transversal incluida, adornada con pegatinas de Bridgestone y Agip. Este componente nada tiene que ver con el Veyron, sino que ha sido una aportación personal del dueño del coche. 

En cuanto al habitáculo, se mantiene prácticamente intacto. Lo único reseñable es una placa con el logotipo de Bugatti en el salpicadero, justo enfrente del asiento del acompañante, además de un volante sin tapa central, donde antes iban los cuatro aros de Audi. 

Réplica Bugatti Veyron con un Audi TT

Desafortunadamente, no sabemos qué potencia desarrolla el motor turboalimentado de gasolina, con 1,8 litros de cilindrada, pues había varias versiones, desde 150 hasta 240 CV, a lo largo de la primera generación del vehículo. También desconocemos si el modelo cuenta con la tracción total quattro. 

El coche se encuentra a la venta en Carsensor (tienes debajo el enlace) y ya veremos si alguien si anima a comprarlo. Seguro que muchos de vosotros os quedaríais mejor con el Audi TT estándar...

Fuente: Carsensor