Los expertos estiman que menos de 20.000 euros...

Cuando empiezas a navegar por diferentes web de subastas 'online', el tiempo se te pasa volando. Comienzas a buscar modelos que te gustan y no paras de admirar vehículos con los que sueñas tener en tu garaje. Sabemos que el Renault Fuego es un vehículo con bastante admiradores en nuestra web y, por eso, os traemos la historia de este espectacular ejemplar.

Lo es, porque su estado de conservación resulta magnífico. Además, se trata de un Turbo, dotado de un motor turboalimentado de 1,6 litros y 132 CV. Se matriculó en el año 1982 y tan solo ha tenido dos dueños en todo este tiempo. Menuda joya... 

Galería: Renault Fuego Turbo 1982

El coche ha recorrido poco más de 56.000 kilómetros e incluye aire acondicionado, así como el equipo de audio original. Como puedes observar en las fotos, el estado de la carrocería es casi perfecto. Tan solo hay algún que otro pequeño 'toque', fácilmente reparable. Además, la pintura mantiene un color bastante vivo. 

Por supuesto, este Renault Fuego Turbo no ha sufrido ningún accidente, ni tiene componentes oxidados. El interior está igualmente bien conservado y los asientos muestran muy poco desgaste. Solo algunos plásticos y las alfombrillas notan ligeramente el paso del tiempo. 

Si queda alguien por convencer de que el coche está impecablemente cuidado, atentos a lo que dice el actual dueño: "Siempre en garaje. Cuidado, mimado y reparado. Está en perfecto estado de revista para poder conducirlo". 

Esta versión logra unas prestaciones bastante buenas, cifradas en 193 km/h de velocidad máxima y 9,5 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. El consumo mixto homologado es de 10,2 litros cada 100 kilómetros. 

Galería: Renault Fuego 1980-1987

Según los expertos, este coche debería costar menos de 20.000 euros. Sabemos que no es un vehículo tan cotizado como el Renault 5 Turbo, pero nos parece una cifra bastante interesante por el coupé francés.

Prometemos seguir investigando en subastas y, si encontramos automóviles populares que calaron, os los mostraremos. Al fin y al cabo, más que un trabajo, es casi una afición...