Esta curiosa transformación data de 2018.

No es la primera vez que esta limusina con aspecto de jet privado aparece en Motor1.com España. La anterior ocasión en la que pudimos verla fue en el año 2018. Aquella vez, sus creadores originales nos mostraron este increíble vehículo, de difícil clasificación.

El Limo-Jet está basado en el fuselaje de un avión Lear-Jet real, adaptado a un chasis tubular hecho a mano y propulsado por un motor de origen General Motors, con arquitectura V8, 400 CV de potencia y 8,1 litros de cilindrada. Como puedes comprobar, se trata de una limusina monstruosa.

Galería: Limo-Jet Limusina en formato avión

El interior tampoco deja indiferente a nadie, con lujosos asientos, ubicados longitudinalmente y tapizados en cuero, dignos del mejor reservado de la discoteca de moda de tu ciudad. Pero todo esto no es noticia, salvo por el pequeño detalle de que ahora este vehículo se encuentra a la venta.

De hecho, se va a subastar en el evento Mecum Indy 2020, que se celebrará en junio en Estados Unidos, donde no nos extrañaría que el precio final alcanzase las seis cifras. Además, su futuro dueño no tiene que disponer de la licencia de piloto de vuelo.

Como habrás podido suponer, a la vista de las dimensiones, los responsables del proyecto tuvieron que pensar en cómo aligerar al máximo el peso del vehículo. La carrocería es de aluminio, pero necesitaba ser reforzada mediante un sólido chasis y subestructuras de acero, que asegurasen la máxima rigidez posible al circular por carreteas abiertas al tráfico.

La suma de todos los elementos, además del bloque V8 y las enormes llantas de aleación de 28 pulgadas, se traduce en un peso que roza los 5.000 kilos (a eso, hay que sumarle los ocupantes).

Limo-Jet Limusina en formato avión

Suponemos que el equipo de frenos estará a la altura de semejante volumen y las inercias que se produzcan una vez en movimiento. Lo único que podemos decir es que las pinzas de freno en color rojo tienen un aspecto muy llamativo, pero salvo eso, no disponemos de más información al respecto.

Limo-Jet Limusina en formato avión

El acceso al interior se produce a través de una escalerilla, como la de un avión convencional, instalada en el lado derecho del vehículo. El conductor dispone de un cuadro de instrumentos repleto de indicadores, cámaras para controlar el entorno y el puesto de mandos y el volante de un camión GM, de 2005.

Limo-Jet Limusina en formato avión

Los ocupantes, por su parte, 18 en total, van sentados en una fila de asientos, con sus correspondientes cinturones de seguridad integrados. Frente a ellos, disponen de un amplio surtido de equipos de sonido y de efectos visuales. La parte trasera incluye una enorme pantalla digital para reproducir contenido multimedia. 

Limo-Jet Limusina en formato avión

El techo también lleva instalado numerosas luces LED, lo mismo que sucede con el suelo del habitáculo. Por otra parte, en el exterior, lo que simulan ser las turbinas del avión, en realidad son altavoces exteriores capaces de reproducir todo tipo de sonido, incluidos los de la turbina de un avión en funcionamiento.

Limo-Jet Limusina en formato avión

Como apuntábamos al comienzo, cuando se produzca la subasta, prevista entre los próximos 23 y 28 de junio, el Limo-Jet se venderá con su propio remolque hecho a medida, además de un Chevrolet Silverado 2500HD 2015 para 'transportarlo'.

Limo-Jet Limusina en formato avión

Estimar su valor es complicado, aunque los creadores del proyecto afirmaron que el coste total de fabricación alcanzó las siete cifras. No obstante, los compradores de ocasión de este tipo de vehículos suelen pagar unos precios mucho más bajos. Así las cosas, es difícil que esta limusina tan llamativa baje de los 200.000 dólares (unos 185.000 euros). Sin embargo, para conocer el precio definitivo, todavía tendremos que esperar unos meses.

Fuente: Mecum Auctions