Como ya os informamos, la presentación del coche se producirá a finales de año... si el coronavirus lo permite.

En el diccionario de Audi, el término Sportback hace referencia a las carrocerías de cinco puertas dentro de su gama de compactos y berlinas. Pero en el caso de los SUV, nombra a un modelo con aspecto deportivo, de corte coupé, como el Q3 Sportback o el e-tron Sportback. El Audi Q5 Sportback se unirá a esta nómina de todocaminos pasionales a finales de año.

Como ya os comentamos, el nuevo modelo se presentará oficialmente antes de que acabe el actual ejercicio y se convertirá en un rival directo para el BMW X4 y el Mercedes-Benz GLC Coupé. 

Galería: Audi Q5 restyling fotos espía

Tras este anuncio, Nikita Chuicko, un verdadero especialista en el tratamiento de imágenes, no tardó en imaginar el nuevo SUV de Ingolstadt. Hay que recordar que el Q5 está a punto de recibir un restyling (así lo demuestran las fotos espía de arriba), por lo que lo normal es que el Q5 Sportback reciba estos cambios estéticos y perfile una fisonomía ligeramente distinta. 

Así las cosas, el render del modelo germano muestra los nuevos faros y pilotos que se intuyen en las unidades de pruebas con camuflaje. Además, luce una cintura elevada y con líneas marcadas, complementada por una superficie acristalada de pequeño tamaño, sobre todo en la parte trasera.

Por supuesto, en la zaga no falta una tira luminosa con tecnología de tipo LED que une los pilotos, también con diodos. Además, la luneta está muy inclinada y no es de grandes dimensiones, algo habitual en los modelos de aspecto coupé. 

El paragolpes es bastante prominente y el protector de los bajos, en color plata, también llama la atención, al igual que la doble moldura cromada en los laterales, que esconde dos salidas de escape (en el mejor de los casos). 

Audi Q5 Sportback 2020, render

En el mejor de los casos, la familia podría incluir un RS Q5 Sportback, que no solo cubriría el hueco existente entre el RS Q3 Sportback y el RS Q8, sino que también plantaría cara al BMW X4 M, con 480 o 510 CV, y al Mercedes-AMG GLC 63 Coupé, con 476 y 510 CV.  

De momento, toca esperar a ver si obtenemos fotos espía del vehículo, para darnos una idea más cercana de lo que nos espera. No obstante, con esta recreación y también viendo las diferencias entre el Q3 y el Q3 Sportback, podemos sacar conclusiones bastante claras al respecto. 

Fuente: Kolesa.ru