Como su propio nombre indica, el motor V8 biturbo produce 765 CV de potencia.

El fabricante de Woking acaba de mostrar su última creación, el llamado McLaren 765LT, que es también el último capítulo de la familia 'Longtail'. Según la firma británica, se trata del Super Series más rápido de la gama, derivado del McLaren 720S. Esconde un motor V8 tremendamente potenciado y, además, está atiborrado de componentes de fibra de carbono para conseguir reducir el peso al máximo. Su producción estará limitada a 765 unidades para todo el mundo. 

Con respecto al 720S Coupé, este 765LT pesa 80 kilogramos menos, para un total de 1.229 kilos en vacío (en su especificación más ligera posible). Esto se consigue mediante el uso de fibra de carbono para los paneles de carrocería, un escape de titanio con cuatro salidas (un 40% más ligero que un escape equivalente de acero) o los cristales de menor grosor, por ejemplo.

Galería: McLaren 765LT 2020

El motor V8 de gasolina, con 4,0 litros de cilindrada y dos turbos, alcanza una potencia de 765 CV a 7.500 rpm, así como un par motor máximo de 800 Nm a 5.500 vueltas. El bloque, que incorpora dos turbos de doble entrada o 'twin-scroll', cuenta con un cigüeñal plano y con un sistema de lubricación por cárter seco. 

La transmisión automática es la misma Sequential Shift Gearbox (SSG), de siete velocidades, aunque la relación de marchas se ha acortado para permitir una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y un 0 a 200 km/h en 7,2. Según McLaren, las recuperaciones son un 15% más rápidas que en el 720S, y la velocidad punta del modelo es de 330 km/h.

McLaren 765LT 2020
McLaren 765LT 2020
McLaren 765LT 2020

A nivel de suspensión, se mantiene el llamado Proactive Chassis Control II, aunque con una gestión electrónica específica. Son nuevos, no obstante, los amortiguadores y los muelles, y además se han ensanchado las vías delanteras en 6 milímetros con respecto a un 720S, y el eje frontal está 5 milímetros más bajo.

Las llantas de aleación son forjadas, Ultra-Lightweight, en diseño de diez radios, y con tornillos de titanio. Además, van calzadas con neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R diseñados a medida y enfocados a circuito. El equipo de frenos utiliza discos carbocerámicos de 390 milímetros delante y 380 detrás, junto a pinzas heredadas del McLaren Senna, de seis y cuatro pistones, respectivamente. En opción, se ofrecen también los discos carbocerámicos del Senna.

McLaren 765LT 2020
McLaren 765LT 2020
McLaren 765LT 2020

El kit aerodinámico LT, fabricado al completo en fibra de carbono, está compuesto por un splitter delantero, un paragolpes también específico, taloneras, paragolpes trasero, un difusor más agresivo o un alerón activo 'Longtail' de mayores dimensiones (con tres posiciones y función de aerofreno). Con todo, la carga aerodinámica que se consigue es un 25% superior a la que es capaz de generar el 720S.

Tanto el capó como las aletas delanteras, las puertas o los pasos de rueda traseros están fabricados en aluminio, aunque si el cliente así lo quiere, pueden pedirse opcionalmente en fibra de carbono, a juego con el resto de componentes, como el portamatrículas (también de carbono). Además, la paleta de colores de carrocería cuenta con 17 tonalidades diferentes.

McLaren 765LT 2020

En el habitáculo de este nuevo 765LT, que se puede elegir en ocho colores diferentes, se incluyen asientos de fibra de carbono (18 kilos menos que los del 720S), túnel central y suelo también de carbono o revestimientos de tejido Alcantara, por ejemplo. No obstante, de serie no equipa ni aire acondicionado ni equipo de sonido, aunque se puede añadir sin sobrecoste, y también se incluye una pantalla multimedia de 8,0 pulgadas.