Se trata de un modelo de cero emisiones que deberíamos conocer a lo largo de 2020.

El primer modelo eléctrico de producción en serie de Mercedes-Benz, el EQC, lleva ya meses en el mercado, pero la marca alemana prepara un segundo todocamino de cero emisiones, en este caso por debajo del primero, ya que será un SUV compacto. La firma de Stuttgart adelantó por primera vez el EQA en al año 2017, aunque por entonces el llamado EQA Concept era un modelo compacto, y no un todocamino como este de las imágenes, que está basado en el GLA.

El futuro eléctrico Mercedes-Benz EQA, que llegamos a imaginar a principios de enero mediante una recreación o render, debería presentarse en versión definitiva de producción antes de que acabe este año 2020, pero no, no será en el próximo salón del automóvil de Ginebra, donde la marca ha anunciado que aprovechará para mostrar nuevos híbridos enchufables EQ Power.

Galería: Mercedes-Benz EQA, prototipos camuflados

De momento, por aquello de ir abriendo boca, el EQA se ha dejado ver sobre la nieve nórdica, durante sus pruebas invernales en Suecia. Aunque, eso sí, todavía en forma de prototipo y, además, atiborrado de camuflaje, con un interesante patrón en azul y negro.

Ya sabemos que el principal talón de Aquiles de las baterías de los coches eléctricos, autonomía aparte, es precisamente la merma que pueden sufrir debido al frío, y un clima como el del norte de Suecia es ideal para poner a prueba todos los componentes y comprobar que, efectivamente, son capaces de soportar temperaturas extremas.

De momento el fabricante alemán no ha anunciado especificaciones de este futuro EQA, pero puede servirnos de referencia el sistema de propulsión que montaba el prototipo presentado en 2017, que combinaba un par de motores eléctricos para alcanzar 268 CV de potencia y 500 Nm de par motor máximo.

Mercedes-Benz EQA, prototipos camuflados
Mercedes-Benz EQA, prototipos camuflados

Además, aquel coche era de tracción total y la batería tenía una capacidad de 60 kWh, lo cual garantizaba una autonomía de 400 kilómetros, aunque por entonces era homologación NEDC, es decir, el ciclo ya en desuso que, además, era bastante más optimista que el actual WLTP.

Cabe apuntar que el Mercedes-Benz EQC 400 4Matic, de segmento superior, cuenta con dos motores eléctricos asíncronos, con 408 CV en total y un par máximo de 760 Nm, junto a una batería de 80 kWh, para una autonomía homologada (WLTP) de hasta 416 kilómetros.

La producción del nuevo Mercedes-Benz EQA se llevará a cabo en la factoría francesa de Hambach, donde se producen modelos smart. De hecho, será el primer Mercedes-Benz que se fabrique en el país galo. A este le seguirá el EQB, la variante eléctrica equivalente al GLB, ya en 2021.