Sigue estos prácticos consejos para evitar incómodos contratiempos.

Los cristales de nuestro vehículo también son elementos fundamentales para la seguridad. Las lunas deben ser lo suficientemente resistentes como para poder soportar cualquier contratiempo. La finalidad del parabrisas es, siempre, proteger al conductor y al pasajero delantero de las inclemencias del tiempo, así como permitir al conductor ver la vía y su entorno. De este modo, un parabrisas roto supone un peligro.

Este elemento es cada vez más resistente, pero también se puede romper. Están fabricados mediante un sistema que incluye dos láminas de cristal, con un grosor de 2,1 milímetros, y una intermedia de plástico traslúcido, que une las dos capas de cristal. Esto evita que los fragmentos de cristal se desprendan en caso de rotura. El uso de esta tecnología es solo obligatorio en el parabrisas, mientras que las demás lunas del vehículo suelen ser de cristal templado y se rompen en pequeños trozos redondeados.

Parabrisas roto

Podemos tomar algunas medidas para que no se rompan, pero hay circunstancias adversas que son difíciles de solucionar, como que nos salte una china a los cristales del coche. Por eso, es importante revisar periódicamente el estado de nuestro parabrisas y, en el caso de detectar cualquier impacto, consultaremos con profesionales como Carglass, que en su web te dan consejos para reparar o sustituir tu parabrisas.

Nuestro parabrisas se puede romper debido a gravilla suelta en la calzada, un incidente que puede dificultar la visión del conductor. Si así sucede, lo mejor es detener el vehículo lo antes posible y esperar a que nos lo reparen o sustituyan. No se puede conducir con un parabrisas roto. Es una situación que se puede convertir en muy peligrosa y hay que solucionar lo antes posible.

Os vamos a dar algunos consejos para que los parabrisas estén siempre perfectos y no supongan ningún peligro en los trayectos. Conducir con un parabrisas limpio y en buen estado es fundamental para cualquier conductor.

Parabrisas roto

Mantener la distancia de seguridad

Nuestro primer consejo es que, siempre, se debe respetar la distancia de seguridad cuando viajamos por ciudad o carretera. Debemos tener en cuenta que la mayoría de las roturas de parabrisas y otros cristales se producen por el impacto de gravilla de la calzada. La única forma de evitar la rotura del parabrisas si existe gravilla en la calzada es aumentar la separación con los vehículos que nos preceden.

Lo que nunca se debe hacer es incrementar la velocidad o acercarnos al otro vehículo sin mantener la distancia de seguridad. Solo lograríamos incrementar el riesgo de que nuestro cristal se rompa al saltar la gravilla del firme. Hay que mantener siempre una velocidad moderada y nunca debemos olvidar la distancia de seguridad, aunque tengamos mucha prisa o no haya ningún peligro.

Parabrisas roto

No usar agua caliente

Otro consejo para mantenerlo en perfectas condiciones es no usar nunca agua caliente, para descongelar un parabrisas helado. El agua con una temperatura elevada aumenta siempre las posibilidades de que el parabrisas se agriete, especialmente si ya tiene alguna pequeña rotura. Lo mejor es activar la calefacción del coche y el sistema que tienen la mayoría de los vehículos para desempañar las lunas. Si esta solución no funciona, también se pueden utilizar productos descongelantes e, incluso, el aire acondicionado.

Parabrisas roto

Renovar el limpiaparabrisas

Una de las formas más sencillas de evitar que nuestras escobilllas estropeadas rayen el cristal es cambiarlas cada seis o doce meses. De esa forma, evitaremos estos daños y disminuiremos el riesgo de accidente por mala visibilidad. Aunque, a primera vista, no veamos que estén estropeadas, un buen consejo es cambiarlas antes de que llegue la época de nieve y lluvias.

Recuerda que el parabrisas es un elemento fundamental para la seguridad del conductor y del resto de los vehículos, por lo que no te arriesgues ante ninguna situación peligrosa, como puede ser la presencia de gravilla en la calzada. ¡Sigue nuestros consejos y tu parabrisas será un elemento seguro para tu vehículo!