Estará a la venta en los concesionarios oficiales australianos, pero la adaptación del motor quedará a cargo de una compañía externa.

El espectacular Ford Ranger Raptor, que es el pick-up más extremo a la venta en España, se concibió con un motor turbodiésel de cuatro cilindros bajo el capó, pero precisamente en el país encargado de su desarrollo, Australia, Ford ha decidido ofrecer una versión todavía más radical, con un propulsor V8 bajo el capó, al más puro estilo americano.

Este futuro Ranger Raptor con motor de ocho cilindros esconderá el mismo bloque 5.0 V8 'Coyote' del Ford Mustang GT, aunque Ford Australia ha decidido que no sea el equipo que desarrolló el modelo quien se encargue de adaptar el bloque al pick-up, sino una empresa de ingeniería externa.

Galería: Ford Ranger Raptor 2019

El modelo, que no es un proyecto global, estará a la venta a través de la red oficial de concesionarios de Ford en Australia y gozará de una garantía de cinco años. La potencia final del bloque V8 en el Raptor se desconoce, pero al menos en el Mustang GT más reciente, desarrolla 450 CV y un par motor máximo de 529 Nm. 

¿Por qué un V8? Pues no simplemente por el brutal sonido de un bloque de ocho cilindros en V, sino también, para suplir una de las carencias del coche que más críticas ha levantado desde su lanzamiento. Y es que, a pesar de sus 213 CV y 500 Nm, el Raptor de serie no va precisamente sobrado de potencia, ni tampoco es especialmente rápido a nivel de prestaciones, ya que pesa 2,4 toneladas y despacha el 0 a 100 km/h en 10,5 segundos. Algo que, desde luego, no es lo ideal ideal en un pick-up enfocado a hacer tramos off-road a gran velocidad.

Fuente: Wheels