El pick-up de la firma del óvalo sufre una transformación que lo convierte en un vehículo de competición.

Para entender la historia de este Ford Ranger Raptor, debemos acudir al beisbol norteamericano profesional. La segunda franquicia con un historial más exitoso en la liga nacional de Estados Unidos, así como el segundo equipo con más poder adquisitivo de las grandes ligas de béisbol, son los Dodgers de Los Ángeles.

El propietario de dicha franquicia es Bobby Patton y ahora sabemos que dispone de un nuevo vehículo para su diversión personal. Se trata de un Ford Raptor, fabricado por el especialista Jimco Racing Inc., como una unidad específica para Patton, que ha sido bautizada como 'Fastball' (bola rápida).

Galería: Ford Raptor by Jimco Racing Inc.

El pick-up norteamericano ha sido desarrollado a medida, con una carrocería pintada en azul, con detalles blancos y rojos. Cabe mencionar que este proyecto concluyó en noviembre de 2018, pero no ha sido hasta ahora cuando hemos conocido su existencia.

No obstante, al margen del trabajo estético, el preparador ha realizado otros cambios que afectan al exterior del Raptor. Incluye neumáticos BF Goodrich KR3, con un diámetro de 40 pulgadas, fundamentales para circular por terrenos rotos o con grandes zanjas. El sistema de suspensión corre a cargo del especialista Fox, mientras que para el de iluminación, se ha optado por tecnología de tipo LED.

Ford Raptor by Jimco Racing Inc.

Y no pienses que este vehículo se ha construido solo para ser admirado en el garaje de su propietario. Al contrario, este Ford Ranger Raptor se fabricó para participar en la conocida carrera Baja 1000, una competición específica para todoterrenos, que se celebra en Baja California (México).

Debajo del capó, nos encontramos un motor turboalimentado Chevrolet Performance LS3. No se han facilitado ni la potencia ni las prestaciones oficiales del vehículo, aunque suponemos que ambos valores serán bastante considerables.

En el interior, se pueden apreciar unos asientos de tipo baquet Impact HS1, así como arneses de seguridad de seis puntos. Un auténtico juguete con el que el Sr. Patton disfrutará, como mínimo, lo mismo que viendo un partido de los Dodgers.