Lamentablemente, muy poco se puede hacer por él...

Cualquier aficionado al mundo del motor sabe que el Porsche 911 GT2 RS es un coche formidable. Cuando se presentó, el deportivo de Stuttgart asombró a propios y extraños con sus increíbles especificaciones técnicas, coronadas por los 700 CV de su motor bóxer, biturbo, de 3,8 litros.

Incluso consiguió ser el coche de producción más rápido en Nürburgring-Nordschleife, antes de ser derrotado por un tal Lamborghini Aventador SVJ. Eso sí, el GT2 RS recuperó ese trono honorífico, aunque tuvo que pasar por las manos del preparador Manthey-Racing para lograrlo.

 

Cuando compras un automóvil de este tipo, lo menos que puedes hacer es mimarlo. Pero la potencia del propulsor de seis cilindros es brutal, lo que, unido a la propulsión trasera, lo convierte en un coche solo apto para los más ágiles al volante. 

Ya el pasado mes de noviembre, te informamos sobre el accidente de un ejemplar de pruebas en Gales, tan solo unos minutos después de haber salido del concesionario. Por fortuna, este 911 GT2 RS tan solo sufrió unos pocos daños materiales, perfectamente reparables. Pero ahora, te traemos otra historia mucho más seria...

Galería: Un Porsche 911 GT2 RS, siniestro total

Según la descripción que acompaña a las fotos, este ejemplar del deportivo alemán sufrió un fuerte accidente en algún lugar de Chile. No sabemos cómo se produjo ese incidente, pero las imágenes hablan por sí solas. El GT2 RS tiene la carrocería muy dañada y, por supuesto, los airbags desplegados. 

Por lo que parece, el principal impacto se produjo sobre el lado derecho delantero. De hecho, el paragolpes está arrancado y gran parte del exterior puede verse arrugado. La gran cantidad de polvo acumulado sobre él indica que lleva semanas, incluso meses, allí abandonado, después de declararlo siniestro total.

Parece evidente que será complicado repararlo y, si alguien se anima a intentarlo, el coste será desorbitado. 

Galería: Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

En fin, un triste final para un biplaza capaz de alcanzar 340 km/h y acelerar de 0 a 100 en tan solo 2,8 segundos, que en el mercado español cuesta 326.934 euros. Si algún millonario costea la 'resurrección', no realizará una buena acción, sino la mejor acción posible, para cualquier aficionado...

Galería: Un Porsche 911 GT2 RS, siniestro total