Lo último de Giorgetto y Fabrizio Giugiaro es un SUV eléctrico de estilo coupé, deportivo y todoterreno.

La compañía de diseño de Giorgetto Giugiaro y su hijo Fabrizio, GFG, planea mostrar en el próximo salón de Ginebra 2020 un extravagante prototipo de estilo SUV, si bien ya lo han desvelado en el salón de Riad, en Arabia Saudí, ya que el propio modelo está dedicado al país del Golfo Pérsico (de hecho, luce los colores de la bandera saudita).

El llamado GFG Style 2030 es un concept car que mezcla rasgos y cualidades de lo más variopintas. Se trata de un modelo SUV, pero de dos puertas y estilo coupé, completamente eléctrico, que además es de corte deportivo. Y también, pasa por ser un auténtico todoterreno, o eso al menos prometen los Giugiaro, que definen su prototipo como un hiperSUV.

Galería: GFG Style 2030

Basado en un bastidor de aluminio y una carrocería de fibra de carbono, el concept luce líneas más propias de un superdeportivo que de un todoterreno. Y es que, según Giorgetto Giugiaro, el coche representa tres espíritus muy diferentes: el de un SUV, el de un coupé biplaza de dos puertas y el de un vehículo de cero emisiones.

El diseño es muy similar al del modelo previo de GFG, el Kangaroo, que era una especie de supercoche de altura regulable, con tracción total y un eje trasero direccional, que también denominaron hiperSUV.

Planteamientos casi idénticos, ya que comparten rasgos y el esquema eléctrico de propulsión, pero modelos ligeramente diferentes. Las puertas, por ejemplo, son convencionales en este nuevo SUV, mientras que en el 'Canguro' eran de apertura vertical, y el interior está gobernado por dos pantallas, una a modo de cuadro de instrumentos y otra vertical para el sistema multimedia.

Así pues, el Style 2030 esconde dos motores eléctricos, uno en cada eje, y aunque no hay cifras de potencia y par, sí anuncia un 0 a 100 km/h en 3,5 segundos, una autonomía de unos 365 kilómetros y una velocidad máxima de 200 km/h. Si bien no se ha confirmado la capacidad de la batería, cabe apuntar que el Kangaroo montaba una de 90 kWh.