El modelo 100% eléctrico de Jaguar recibe una actualización... y gana 20 kilómetros de autonomía.

El fabricante británico Jaguar acaba de anunciar una interesante actualización de software para su primer y único modelo eléctrico, el I-PACE, que consigue mejorar en el aspecto más importante de este tipo de modelos cero emisiones: la autonomía.

Según Jaguar, esta actualización permite que el I-PACE pueda recorrer en condiciones reales un máximo de 20 kilómetros adicionales con una única carga, si bien la autonomía homologada en ciclo WLTP se mantiene igual que antes, es decir, hasta 470 kilómetros.

La batería de iones de litio, cuya capacidad sigue siendo de 90 kWh, ahora es también más eficiente y puede funcionar con un menor porcentaje de carga que antes, sin que esto afecte a la conducción ni al nivel de prestaciones del modelo.

Además, se han optimizado tanto el sistema de gestión térmica del vehículo como la tracción integral, ya que el reparto de par entre los motores delantero y trasero ahora es más eficiente en el modo de conducción Eco, si bien ambos ejes son motrices en cualquier circunstancia.

Galería: Jaguar I-PACE 2019

La cifra de autonomía disponible, que el vehículo calcula de manera predictiva mediante un algoritmo, ahora es más exacta y tiene más en cuenta el estilo de conducción del usuario. Por su parte, el sistema de frenada regenerativa es capaz de recuperar más energía a bajas velocidades.

La marca asegura que gran parte de las mejoras vienen derivadas de lo aprendido en el I-PACE eTROPHY, el campeonato monomarca lanzado en 2018 y que tiene como protagonista precisamente al SUV eléctrico de la casa.

En cualquier caso, se trata de una actualización gratuita que cualquier propietario del I-PACE puede solicitar y que, además, añade la posibilidad de que, en un futuro, el coche reciba actualizaciones remotas.