El modelo checo mejora, aún más, su cariz práctico y aumenta notablemente su carga tecnológica.

A pesar de que Skoda ya divulgó los principales datos técnicos del Octavia 2020, la semana pasada, todavía quedan cosas interesantes por contar de la cuarta generación del modelo checo... y descubrirlo a través de las primeras fotos oficiales.

El vehículo más exitoso de la marca, con más de 6,5 millones de unidades vendidas, hereda gran parte de la tecnología recientemente mostrada en el Volkswagen Golf 2020, lo que le convierte en un modelo puntero en este campo.

Galería: Skoda Octavia 2020

Pero antes de incidir en este aspecto, también debemos resaltar que el Skoda Octavia 2020 se convierte en un automóvil más práctico. Sí, aún más, a pesar de que la tercera generación ya era la referencia en lo referido a habitabilidad y, sobre todo, a capacidad del maletero. 

Tanto la berlina como el familiar (Combi) miden 4,68 metros de longitud, 19 y 22 milímetros más que antes, respectivamente. Asimismo, la anchura se incrementa 15 milímetros. Este aumento de cotas exteriores también genera más espacio para la carga. En concreto, el coche dispone de entre 600 y 640 litros de maletero, en función de la carrocería escogida. ¡Fantástico!

Estéticamente, el Skoda Octavia 2020 hereda muchas soluciones del Scala... y renuncia a los polémicos faros divididos del modelo actual. Según la propia firma checa, el Combi tiene una fisonomía más deportiva que antes. Especialmente interesante es saber que los grupos ópticos con tecnología de tipo LED forman parte del equipamiento de serie.

Los juegos de llantas de aleación pueden medir hasta 19 pulgadas y se estrenan tres colores exteriores: Crystal Black, Lava Blue y Titanium Blue.  

Skoda Octavia 2020

En cuanto al interior, adopta la filosofía dominante en los tiempos actuales. Nos referimos a la adopción de dos grandes pantallas digitales, ubicadas de forma anexa, para la instrumentación (con 10,25 pulgadas) y los cuatro sistemas de infoentretemiento disponibles (entre 8,25 y 10,0 pulgadas). 

Dentro de los puntos curiosos, cabe destacar el volante con diseño de dos radios (hay otro de tres, opcional), un pomo minimalista para la transmisión automática DSG y un climatizador de tres zonas, tal y como sucede en el propio Golf. 

Skoda Octavia 2020

El empleo de más materiales blandos y la integración de elementos cromados en la consola central, los paneles de las puertas y los tiradores genera una alta calidad percibida, la más elevada en un Octavia. Además, Skoda promete un habitáculo más silencioso, gracias a unas ventanillas delanteras que aíslan más, y con más espacio, aunque sin concretar cuánto.  

La conectividad con el exterior es plena, ya que, a través de Skoda Connect, se puede acceder a los últimos servicios 'online' y gobernar remotamente algunos parámetros del coche. No faltan una eSIM integrada, ni el sistema de llamada de emergencia eCall, ni cinco puertos USB, ni la carga por inducción del teléfono móvil.

Skoda Octavia 2020

El Head-up Display, que proyecta la información directamente sobre el parabrisas, es otra primicia absoluta en el coche, al igual que los asientos con función de masaje y ventilación. El freno de estacionamiento electromecánico forma parte del equipamiento de serie.

Dentro de las opciones, resultan especialmente interesantes el acceso y arranque sin llave KESSY, los faros Matrix LED y los pilotos con tecnología de tipo LED e intermitentes dinámicos. Aunque, a quien le guste 'fardar' de coche semiautónomo, le encantará sobre todo el sistema Travel Assist.

Esta tecnología combina la acción del control de velocidad de crucero adaptativo Predictive Adaptive Distance Assistant, el sistema de mantenimiento de carril Side Assist, así como el asistente de atascos Traffic Jam Assist, para crear un vehículo capaz de circular por sí mismo. Eso sí, el conductor debe tener las manos en el volante para evitar que se desactive.    

Skoda Octavia 2020

Hablemos de motores. En gasolina, la familia TSI ofrece el bloque 1.0, tricilíndrico, con 110 CV, el 1.5 con 150 CV y el 2.0 con 190 CV. Los dos primeros propulsores se asocian a una caja manual de seis velocidades y, opcionalmente, a la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete marchas. El más potente se vincula, obligatoriamente, a esta última caja.

Además, la tracción 4x4 está disponible con sobreprecio en la mecánica de 150 CV y viene de serie si se escoge la de 190. En cuanto a las versiones 'mild-hybrid', que reciben el nombre e-TEC y la etiqueta Eco, se configuran a partir de las mecánicas de 110 y 150 CV, siempre con la caja DSG. 

Skoda Octavia 2020

Si pasamos a las opciones turbodiésel TDI, se desglosan a partir de un bloque de 2,0 litros y desarrollan 115, 150 y 200 CV. Los dos primeros motores pueden trabajar con el cambio manual o con el DSG, mientras que el más potente siempre queda asociado a la transmisión automática.

Al igual que en los TSI, el de 150 CV puede disponer de dos ejes motrices, mientras que el de 200 suma esta cualidad de serie.  

No falta una versión bifuel, alimentada con gasolina y gas natural comprimido (GNC). Se trata del motor 1.5 TSI G-TEC, de 130 CV, con caja manual o automática. El plantel ecológico lo culmina la variante híbrida enchufable iV, con 204 CV, cambio DSG de seis velocidades y una autonomía eléctrica de 55 kilómetros.  

Skoda Octavia 2020

Como ya os contamos, el Skoda Octavia 2020 dispone de la suspensión estándar, además de otra deportiva, que reduce reduce 15 milímetros la altura libre al suelo, el paquete Rough Road, con la que la suspensión específica incrementa esa misma distancia, y la adaptativa DCC.   

Dentro de las soluciones Simply Clever, se integran bolsillos traseros para los smartphones, cortinillas laterales mecánicas, un compartimento en las puertas delanteras con paraguas, un embudo integrado para rellenar el depósito del limpiaparabrisas...

Para finalizar, tan solo nos queda anunciar la fecha de lanzamiento y los precios, pero Skoda nos va a seguir manteniendo en vilo unas cuantas semanas más. Quizá, las primeras unidades lleguen durante la próxima primavera, mientras que las tarifas deberían ser más caras que las actuales. No en vano, ahora comienzan en tan solo 15.100 euros...