Visitamos las instalaciones germanas en las que se ha llevado a cabo todo el proceso de diseño del nuevo SUV urbano.

Estaba claro que nuestra visita a este centro de diseño de interiores de Ford se iba a alejar de una prueba de producto habitual. Es decir, nada de conducir coches.

Un vídeo en una gran pantalla, en el que se mostraba al personal trabajando en materia de diseño, y el renacido Puma eran los primeros en darnos la bienvenida, al traspasar las puertas de la enorme nave que el fabricante norteamericano tiene en Merkenich, cerca de Colonia (Alemania).

Galería: Centro de Diseño de Ford en Merkenich (Alemania)

Y es que ha habido una importante evolución en todo lo referido a las herramientas de creación de las líneas y elementos de un coche, coincidiendo, además, con la vuelta de este renovado automóvil al mercado, que en este caso ha sido adaptado al estilo del segmento de los todocaminos.

En una primera zona de trabajo, asistimos a una interesante charla, en la que Nicolas Fourny, diseñador de interiores de Ford Europa, nos mostró cada uno de los pasos hasta completar todo el 'dibujo' del habitáculo del Ford Puma, siempre partiendo de una hoja en blanco.

Las normas a seguir, como viene siendo habitual desde los últimos años, prácticamente las establece ya la opinión de los usuarios o potenciales clientes de la marca.

Seguramente, lo más espectacular sea las posibilidades que el diseño en 3D les da a la hora de ser capaces de reflejar algo casi 100% fiel a la realidad.

De hecho, disponen de hasta unas gafas de realidad virtual, con las que uno puede sentirse en la posición del conductor, observando las distancias a los distintos componentes.

Centro de Diseño de Ford en Merkenich (Alemania)

Otra de las novedades que llega con el Puma, concretamente de serie en el acabado Titanium, será la posibilidad de optar por asientos delanteros y traseros de diseño intercambiable y personalizable.

Esto se consigue gracias a unos cobertores, disponibles para ambas zonas de contacto del ocupante con el asiento y provistas de cremalleras para que retirarlas o colocarlas resulten maniobras muy sencillas.

Centro de Diseño de Ford en Merkenich (Alemania)

Entre las ventajas de este sistema, está la opción de poder lavar o limpiar fácilmente cualquiera de estas superficies, algo muy práctico, si se llevan a menudo niños pequeños o mascotas.

Además, las opciones de personalización son prácticamente infinitas y hasta se habla de la posibilidad que tendrá el usuario de diseñar el estilo que quiere en los asientos de su Puma, un proceso online que permitirá encargar la fabricación, una vez se consiga el resultado deseado.

Centro de Diseño de Ford en Merkenich (Alemania)

A esto, hay que añadir que están empezando a trabajan con la impresión 3D y con el uso de materiales más sostenibles con el medio ambiente o incluso reciclados, por ejemplo para elaborar la tapicería de los asientos de cualquier automóvil.

Y es que toda esta revolución ha comenzado con el Ford Puma, pero se irá extendiendo al resto de la gama, sobre todo en modelos de éxito como el Ford Kuga, el Ford Focus o el Ford Fiesta, entre otros que ya existen... y los que están por llegar.