Este modelo, nacido para dar lo mejor de sí mismo en los circuitos, toma prestados algunos elementos de su poderoso hermano mayor.

La última actualización del Ford Mustang GT350R 2020 se presenta con algunos beneficios importantes, como las mejoras que le llegan desde el futuro e impresionante GT500. Y sí, sabemos que es algo menos emocionante, pero también hay nuevos colores con los que decorar la carrocería...

Volviendo a lo importante, el GT350R anuncia un nuevo esquema de suspensión delantera, así como un cambio en la puesta a punto de la dirección, siguiendo el camino marcado por su hermano mayor. Un modelo que, no está de más recordarlo, anuncia una cifra de potencia totalmente salvaje: 770 CV.

Galería: Ford Mustang Shelby GT350R 2020

Como comentábamos al inicio, en el exterior, los compradores ahora pueden escoger los colores Grabber Lime y Twister Orange. Una buena opción para esos conductores que quieren que su deportivo llame la atención... incluso para todo aquel que no pueda escuchar el rugido del motor y el sistema de escape.

Ahora bien, si se busca mayor discreción, los Iconic Silver y Red Hot Metallic también pueden resultar interesantes.

Este potente Mustang también se beneficia del sistema FordPass Connect, que permite utilizar una aplicación telefónica para encontrar el vehículo, bloquear o desbloquear las puertas, echar un vistazo a los niveles de combustible y aceite y, llegado el caso, recibir las alertas de mantenimiento.

Ford Mustang Shelby GT350R 2020

En el plano mecánico, bajo el capó del GT350R (y también del GT350 'normal') encontramos un propulsor V8, de 5,2 litros de cilindrada, distinto al del resto de Mustang V8, gracias su cigüeñal plano y su sonido especial. 

Alcanza los 526 CV y un par máximo de 582 Nm, lo que no es ninguna broma. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el régimen de giro máximo alcanza las 8.250 rpm y que la única caja de cambios disponible es una manual, de seis velocidades. Por supuesto, la propulsión recae sobre el eje trasero.

Además, como ya es tradición, la versión R cuenta con elementos aerodinámicos específicos y continúa con su batalla contra el peso, al incluir elementos como unas llantas de aleación elaboradas en fibra de carbono.

¿Y sus prestaciones? Por el momento, las desconocemos. Pero ojalá podamos conducirlo pronto, como hicimos con la anterior generación (puedes leer aquí la prueba) y tengamos la oportunidad de hablarte de ellas de primera mano.