Afortunadamente, la salida de pista no provocó heridas graves al conductor.

Hace casi un año, te hablamos del Ford Mustang Shelby GT350, una variante especial del deportivo norteamericano, con 533 CV de potencia, destinada al mercado estadounidense. Hoy, este modelo vuelve a ser noticia por protagonizar un accidente en Nürburgring.

Afortunadamente, tan solo se trató de una salida de pista, en la que el coche acabó golpeando contra las vallas de protección. El piloto no sufrió ningún percance grave, aunque el Mustang sí quedó tocado en el lateral izquierdo. De hecho, saltaron varios airbags para proteger al ocupante.

Galería: Ford Mustang Shelby GT350 2019

El vídeo está grabado en el tramo conocido como Brünnchen, situado en el kilómetro 16 del circuito. Como puedes ver, el conductor entró demasiado fuerte en la curva, no pudo negociarla y se fue recto contra la protección metálica. Ese sería el resumen del golpe. 

Unos minutos después, llegaron los operarios del circuito, quienes ayudaron al conductor a salir del vehículo. Gracias al casco y a los airbags laterales desplegados, el hombre salió ileso del accidente. 

Posteriormente, apareció la grúa para llevarse el Mustang, seriamente dañado a la altura del paso de rueda delantero izquierdo. Quizá, la reparación más costosa sea la relativa a la suspensión, porque parece bastante tocada.

No obstante, el coche no merece la declaración de siniestro total, así que podría 'resucitar' en unas semanas. Eso sí, el dueño debería pensarse dos veces volver a llevarlo al límite...

Ford Mustang Shelby GT350 2019

El Ford Mustang Shelby GT350 está especialmente indicado para los circuitos de velocidad, ya que cuenta con una puesta a punto específica de la suspensión adaptativa MagneRide, además de neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 y un equipo de frenos firmado por Brembo.

A pesar de toda esta dotación, el coche debe ir acompañado de buenas 'manos', como queda patente en la grabación.  

Fuente: AutoAddiction, vía YouTube