¿Cómo afrontas un crash test cuando tus prototipos cuestan alrededor de 900.000 euros cada uno?

Al darle al play al vídeo que encabeza este artículo, lo primero que vas a leer es una frase en inglés que, irónicamente, viene a decir que es posible que los amantes de los coches puedan sentirse mal tras ver las imágenes, por lo que recomiendan prudencia al visualizarlo.

La verdad es que duele un poco ver cómo estrellan el hiperdeportivo Rimac C_Two, un coche con un sistema de propulsión compuesto por cuatro motores eléctricos, que son capaces de desarrollar la friolera de 1.914 CV (1.408 kW) y 2.300 Nm de par máximo.

Galería: Rimac C_Two: las pruebas de choque

Y todo esto, contando con que estamos hablando de una compañía de pequeñas dimensiones, sin el presupuesto de otros gigantes automovilísticos. Lo decimos, porque realizar estas pruebas de choque es algo realmente costoso, no solo porque destrozas varios coches, que en este caso tienen un valor por ejemplar de más de 900.000 euros, sino porque el desarrollo de los mismos y la tecnología que utilizan tampoco son nada baratos.

Es más, te diré que solo tienen fabricadas 10 unidades del C_Two, por lo que se han visto obligados a reutilizar el chasis monocasco hasta en cinco ocasiones, para poder completar todas las pruebas necesarias.

Si haces un poco de memoria, recordarás que este automóvil de altas prestaciones se mostró como modelo de preproducción en marzo de 2018, durante el salón de Ginebra. Desde aquel momento, el trabajo de desarrollo ha pasado por distintas fases, hasta llegar a los crash test que puedes ver en el vídeo.

Allí se anunció que el Rimac C_Two era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 1,85 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 412 km/h.

Con estas cifras, te puedes imaginar lo que se siente al acelerar a fondo en un 'aparato' de este porte...

Rimac C_Two: las pruebas de choque

En cuanto a la autonomía homologada, Rimac habla de 550 kilómetros en ciclo WLTP, que es el fruto de emplear una batería de 120 kWh de capacidad.

Tras el éxito de estas primeras pruebas, el modelo no debería poder tardar en homologarse completamente, lo que permitiría lanzar al mercado las 150 unidades que el fabricante tiene previstas.

Fuente: Rimac