Koenigsegg ha alcanzado el millón de seguidores en Instagram. Y para celebrarlo, ha sometido al superdeportivo Regera a un terrible crash test.

El Koenigsegg Regera es un superdeportivo sueco tremendamente poderoso. Se presentó en el salón de Ginebra de 2015 y, en ese momento, el fundador de la marca, Christian von Koenigsegg, anunció que tan solo se fabricarían 80 unidades.

Casi tres años después, para celebrar que la marca ha alcanzado un millón de seguidores en Instagram, ha publicado un vídeo en esta red social, en el que se somete a tremendos test de choque a una de las unidades del Regera. Y lo cierto es que el modelo sueco las supera con una nota mucho mejor de lo que cabría imaginar. Puestos a sufrir un percance, el habitáculo de este Koenigsegg no parece el peor sitio.

Koenigsegg, más información en Motor1.com:

 

 

Tal vez sea indestructible...

Además de los tradicionales test de choque, para demostrar la rigidez de su modelo, la compañía sueca muestra cómo un operario golpea duramente su carrocería con un martillo... sin siquiera llegar a arañarla. Incluso al golpear la zona de lo que podría considerarse el paragolpes o los bajos de la carrocería, no se aprecian daños aparentes. No obstante, os daremos un consejo: no intentéis hacer esto en casa. 

Si seguimos avanzando, podemos observar cómo el Regera se enfrenta, a toda velocidad, a algunos de los grandes enemigos de los supercoches: bordillos, agujeros y obstáculos. Sin embargo, los componentes mecánicos quedan aparentemente intactos.

A modo de recordatorio, te diremos que el Koenigsegg Regera es un superdeportivo híbrido, que combina un propulsor 5.0 V8 de gasolina, con 1.100 CV, con tres propulsores eléctricos, que suman 700 CV. ¿El resultado? Un modelo de 1.500 CV, que podría alcanzar los 1.800 si la marca no hubiera limitado la potencia. Además, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y de alcanzar 410 km/h de velocidad máxima.  

Galería: Koenigsegg Regera paquete Aero