Desde luego, este auténtico y tecnológico 4x4 no te dejará indiferente...

¿Cómo hay que actuar a la hora de renovar un modelo icónico? Ciertamente, no parece algo sencillo. Y menos aún, si te llamas Land Rover Defender 2020. Sinceramente, no me gustaría estar en la piel del diseñador que tuviera que llevar a cabo el primer boceto... 

A fin de cuentas, reinventar auténticas leyendas del mundo de la automoción puede ser un arma de doble filo. A veces, sale bien y se traduce en un gran éxito, como sucedió con MINI, el Fiat 500 o el Mercedes-Benz Clase G.

Ahora bien, en otras ocasiones, el resultado no está a la altura. Y si no, que se lo pregunten a Volkswagen con el New Beetle...

Galería: Land Rover Defender 2020

En el caso de Land Rover, que dejó de vender el Defender en 2016, después de casi siete décadas y cuatro generaciones de historia, nos consta que se ha trabajado muy duro, invirtiendo ingentes cantidades de tiempo y dinero en el desarrollo.

Y el resultado, mostrado en el salón de Frankfurt 2019, no podría haber sido más espectacular. Y eso que hablar de Defender, y ver un coche moderno, nacido en pleno siglo XXI, nos sigue pareciendo muy chocante...

Seguramente, la clave del diseño del nuevo Land Rover Discovery 2020 es mantener los rasgos característicos del modelo, modernizándolos... en su justa medida.

Por ejemplo, se mantienen las líneas verticales en los laterales, así como el capó y techo planos, pero los faros con tecnología de tipo LED cuentan con un diseño moderno y, en líneas generales, las formas son más suaves. En resumen, sigue siendo el mismo de siempre, pero mucho más atractivo.

Land Rover Defender 2020

Land Rover Defender 2020: mejor en carretera

Bajo la carrocería, el nuevo Defender prescinde de la obsoleta construcción de largueros y travesaños, propios de los todoterrenos clásicos, para optar por un chasis monocasco de aluminio, mucho más adecuado para el asfalto, pero que no le aleja de rocas y piedras.

La firma inglesa ha sometido al coche a duras pruebas de resistencia, tal y como te hemos ido contando en los últimos meses, por lo que el todoterreno no defraudará a sus fieles.

Puede llevar a cabo vadeos de hasta 90 centímetros de profundidad, cuenta con 29 centímetros de altura libre al suelo y se puede configurar con rueda de repuesto en el portón trasero; sin duda, la verdadera marca registrada de los TT más 'duros'. Además, los ángulos de ataque y salida alcanzan los 38 y 40 grados, respectivamente.

Del mismo modo, existen tres paquetes de accesorios, disponibles como opción, incluyendo uno para todos aquellos conductores que quieran alejarse del asfalto (¡¡¡se ofrece hasta la opción de incluir un tanque de agua potable!!!). 

Land Rover Defender 2020

Las medidas de la carrocería también cambian, ya que el Land Rover Defender 2020 es más largo que en el pasado. De inicio, se comercializarán los Defender 90 y 110, donde esos dígitos ya no hacen referencia a la distancia entre ejes en pulgadas.

De este modo, el Defender 90 anuncia 4,32 metros de largo, 2,59 metros de batalla y puede contar con cinco o seis plazas; en ese último caso, con un asiento plegable, para personas de baja estatura, ubicado entre los dos delanteros.

Por su parte, el Defender 110 puede tener cinco, seis o siete plazas, al tiempo que anuncia 4,76 metros de largo y 3,02 metros de distancia entre ejes. De cara al futuro, puede que en 2021, llegue el Defender 130, ya con una octava plaza en opción.

El habitáculo se inspira en el pasado, aunque la pantalla del cuadro de instrumentos, de 12,3 pulgadas, y la del sistema multimedia, de 10,0 pulgadas, hacen que el ambiente sea más moderno. Algo a lo que también contribuye la inclusión de los protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto.

Land Rover Defender 2020

Land Rover Defender 2020: hibridación ligera y enchufable

Siempre asociados a la tracción total y a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho relaciones, los primeros motores en llegar serán el Si4 y el i6 de gasolina, con cuatro y seis cilindros y 300 y 400 CV, respectivamente, y el turbodiésel SD4, con 2,0 litros y dos escalones de potencia: 200 y 240 CV.

El i6 de gasolina está electrificado mediante una red de 48 V y un motor-generador, mientras que más adelante, se espera la llegada de una versión híbrida enchufable. 

Antes de finalizar, debemos decirte que el Defender está equipado con las últimas ayudas electrónicas a la conducción, como los sistemas activos de mantenimiento de carril, el de frenada de emergencia automática, el de aparcamiento asistido o el de alerta por cansancio del conductor. 

Por supuesto, tampoco faltan la suspensión neumática ajustable o el sistema Terrain Response 2. Desde luego, la espera ha merecido la pena...

Galería: Land Rover Defender: Frankfurt 2019