Por si 450 CV te saben a poco...

Hasta la llegada de la versión Turbo, los 911 Carrera S y 4S son las puntas de lanza del nuevo deportivo de Porsche. Ambos se impulsan con un magnífico motor bóxer, biturbo, de 3,0 litros y seis cilindros, con 450 CV a 6.500 rpm y 530 Nm entre 2.300 y 5.000 vueltas.   

Si algún afortunado propietario quiere mayores prestaciones, el especialista Litchfield está listo para ayudarlo. La compañía británica puede incrementar la potencia hasta los 581 CV y el par máximo hasta los 650 Nm. Palabras mayores...

Esta mejora, que cuesta 995 libras esterlinas (1.097 euros), también se implementará en el 911 Carrera 'básico', con 385 CV, aunque todavía no se ha desvelado cuánto aumentarán la potencia y el par. 

El único cambio para lograr este resultado ha sido una reprogramación de la centralita del motor. Después de este trabajo, el vehículo sigue cumpliendo la normativa europea sobre emisiones.

Dicho esto, Litchfield asegura que este propulsor tiene posibilidad de liberar aún mas potencia, sin muchas dificultades técnicas.  

Galería: Porsche 911 Carrera S de Litchfield

Además de este kit, Litchfield está desarrollando un sistema de escape de alto rendimiento, a través de la colaboración con Akrapovic. Este componente no solo reduce peso, sino que ayuda a generar unos caballos extra. Esperaremos noticias al respecto...

Centrándonos en la actualidad de Porsche, la presentación del 911 Turbo está al caer. Según los rumores, alcanzaría los 600 CV a partir del conocido motor bóxer, biturbo, de 3,8 litros y seis cilindros.   

No obstante, también esperamos un Turbo S, que podría rondar los 650 CV. En cuanto al GT3, continuará con un propulsor atmosférico en el entorno de los 550 CV. Desde luego, la amplia gama del 911 992 no para de crecer y eso es siempre una magnífica noticia.