X-Tomi Design se ha encargado de que nos empecemos a frotar las manos...

A pesar de que ha habido muy pocos SUV descapotables y que, además, no han terminado de cuajar en los mercados globales, Volkswagen ha tomado el riesgo de crear el T-Roc Cabrio. Inicialmente, la gama estará compuesta por dos motores turboalimentados de gasolina TSI, con 115 y 150 CV.

Pero, ¿qué pasaría si la marca alemana se volviese definitivamente loca y desarrollase una variante de altas prestaciones? Pues que sabríamos el nombre, Volkswagen T-Roc R Cabrio, y también su imagen casi definitiva, gracias al render firmado por X-Tomi Design.

Galería: Volkswagen T-Roc Cabrio 2020

De primeras, sería un vehículo bastante sugerente, ya que además de poder disfrutarlo a cielo abierto, el conductor saborearía los 300 CV extraídos del motor 2.0 TSI, gestionados a través de la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete velocidades, y del sistema de tracción total 4Motion.

Desde luego, declararía unas prestaciones sobresalientes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en el entorno de los 5,0 segundos. El T-Roc R cerrado anuncia 4,9, pero el mayor peso del conjunto del descapotable, debido a los refuerzos necesarios en la carrocería y al sistema hidráulico de la capota, le haría sumar unas décimas. 

Estéticamente, el Volkswagen T-Roc R Cabrio luce los componentes deportivos del modelo cerrado, como un paragolpes específico, dotado de entradas de aire de mayores dimensiones, grandes llantas de aleación y un equipo de frenos más potente.

¿Hay posibilidades reales de que la firma de Wolfsburgo se atreva a lanzar esta versión de campanillas? El tiempo lo dirá. El primer objetivo es que el T-Roc Cabrio estándar arraigue en los mercados, algo que no consiguió el Nissan Murano CrossCabriolet y que le está costando mucho al Range Rover Evoque Convertible. En cualquier caso, la esperanza nunca se pierde...