Desembolsando esa modesta cifra, superarás al A110S de 292 CV.

252 y 292 CV. Esas son las dos potencias oficiales de los Alpine A110 y A110S, respectivamente. Pero la compañía RaceChip ofrece dos preparaciones del motor turboalimentado 1.8 TCe por precios realmente interesantes.

Así, la primera opción consigue que la mecánica de 252 CV entregue 43 CV y 67 Nm extra, por tan solo 399 euros en Alemania. Si esto te parece poco, la segunda alternativa permite al propulsor alcanzar 304 CV y 400 Nm, desembolsando únicamente 699 euros. 

De este modo, puedes adquirir un A110 'convencional' y, pagando un poco más, romper la barrera de los 300 CV. Sin duda, puede ser una solución muy interesante para muchos, habida cuenta de que el coste añadido por un A110S es muy superior a los 700 euros.  

RaceChip ofrece una garantía del motor de dos años, aunque limitada a 10.000 euros. Como curiosidad, con esta reprogramación, el consumo de combustible es un 15% menor.  

Galería: Alpine A110S 2019

En el vídeo del final del artículo, los especialistas de RaceChip miden el tiempo de aceleración de 100 a 200 km/h, tanto del A100 estándar como del modelo reprogramado. La diferencia alcanza los 1,56 segundos: 12,41 frente a 10,85. 

Así las cosas, parece que se trata de una inversión acertada. No en vano, conviene recordar que el Alpine A110S cuesta 66.500 euros, casi 7.000 más que el A110 Legend. Por lo tanto, económicamente, las ventajas son incuestionables. 

Eso sí, hay que tener en cuenta que el A110S disfruta de una puesta a punto más deportiva, con muelles y amortiguadores más firmes, que acercan 4 milímetros la carrocería al suelo. Asimismo, equipa cuatro discos de freno Brembo y neumáticos Michelin Pilot Sport 4. ¿Con qué opción te quedarías? ¿Con la oficial o con la que propone RaceChip? 

'