Además de las mejoras mecánicas, también adopta una puesta a punto específica del chasis y estrena algunos elementos estéticos.

Hacía bastante tiempo que el rumor era consistente. Y, finalmente, se ha confirmado la noticia: el pequeño y ligero coupé francés acaba de estrenar una variante más potente y prestacional. 

Su nombre es Alpine A110S 2019 y, por encima de todo, incorpora una evolución del ya de por sí interesante propulsor turboalimentado de gasolina, de 1,8 litros de cilindrada, que en la versión convencional del Alpine entrega 252 CV de potencia. 

Galería: Alpine A110S 2019

Sin embargo, viendo que en el Renault Mégane R.S. Trophy y Trophy-R es capaz de alcanzar los 300 CV, esperábamos mucho más del deportivo de Dieppe. Y el Alpine A110S 2019 ha cumplido con creces, ganando 40 CV, hasta alcanzar un total de 292.

Alpine A110S 2019: con detalles específicos

Esta nueva variante se distingue gracias a elementos como las llantas de aleación GT Race en acabado oscuro, la pintura opcional Gray Thunder mate, la sustitución de la bandera francesa que hay tras las puertas por una pequeña pieza de carbono y distintos detalles en color naranja.

Esa tonalidad 'ocupa' el lugar del clásico azul en el habitáculo (principalmente, en las costuras), donde destacan los asientos Sabelt, con estructura de fibra de carbono, que solo pesan 13,1 kilos. Ese mismo material también se puede emplear en el techo, de cara a reducir el peso en otros 1,9 kilos. 

Entre el equipamiento de serie, como no podía ser de otro modo, aparecen elementos como el sistema de sonido Focal, un sistema de telemetría y sensores de aparcamiento delanteros y traseros.

Alpine A110S (2019)

Pasando a la parte del chasis, mantiene la plataforma de aluminio del A110 'convencional', aunque con mejoras para hacerlo todavía más efectivo. De este modo, las suspensiones son ahora un 50% más firmes, con nuevos amortiguadores y estabilizadoras más gruesas. Además, la altura libre al suelo es 4 milímetros menor. 

Todo, acompañado por unos nuevos neumáticos Michelin Pilot Sport 4, en medida 215/40 R18, delante, y 245/40 R18, detrás, al tiempo que se ha afinado el modo Track, del control dinámico de la conducción. Del mismo modo, el ESP se puede desconectar por completo, mientras que el equipo de frenos incluye discos Brembo en ambos ejes. 

Alpine A110S (2019)

Si nos centramos en el motor, durante los últimos meses, se ha especulado mucho con una variante de 300 CV. Y por poco no los ha conseguido... El propulsor TCe, de 1,8 litros y cuatro cilindros, alcanza los 292 CV a 6.400 rpm y 320 Nm de par, entre 2.000 y 6.400 vueltas. ¿Cómo lo consigue? Con mayor presión en el soplado del turbo y una nueva gestión electrónica. 

Por tanto, parece lógico que las prestaciones mejoren, hasta llegar a los 260 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 en 4,4 segundos (una décima menos).

Lo que no cambia es el esquema de propulsión trasera y la transmisión automática de doble embrague EDC, de siete marchas. Tampoco lo hace su ya característica ligereza, ya que apenas 'engorda' 11 kilos, hasta llegar a los 1.114 en vacío. 

Ahora mismo, ya se pueden hacer reservas del Alpine A110S 2019 (aunque no pedidos). En el caso del mercado francés, el precio es de 66.500 euros, que es bastante más que los 55.800 que cuesta el A110 Pure y los 59.700 del Legend.