Los fondos obtenidos irán destinados a la Fundación Elton John contra el SIDA.

A menudo, solemos ver obras de caridad en las que participan famosos cantantes o estrellas de cine. Ese es el caso del nuevo Bentley Flying Spur, donado por el cantante Elton John, para recaudar fondos benéficos en una subasta destinados a su fundación de lucha contra el SIDA. Lo curioso del caso es que el modelo de la firma británica en cuestión, todavía no ha sido fabricado.

Galería: Bentley Flying Spur First Edition 2020

Sin embargo, el conocido cantante británico ha decidido donar lo recaudado por su lujoso vehículo en una subasta celebrada la gala de Antibes, Francia, y destinarlo para la investigación de la fundación que lleva su nombre. Ante tan noble gesto y lo codiciado del premio, no es de extrañar que el automóvil haya alcanzado la cifra de 700.000 euros.

El afortunado ganador, que ha preferido permanecer en el anonimato, ahora tendrá la oportunidad de configurar su flamante Flying Spur First Edition, según sus propias especificaciones. Debemos recordar que el First Edition solo se construirá durante los primeros 12 meses de la producción del Flying Spur y ofrecerá una selección, casi infinita, de combinaciones de pintura exterior, tapicerías de cuero, incluso, costuras personalizadas para los asientos.

Bentley Flying Spur First Edition 2019

Respecto a la mecánica, debajo del capó de la lujosa limusina de cuatro puertas, encontramos el mismo motor biturbo 6.0 W12, con 635 CV, que equipa el Continental GT. La velocidad máxima del modelo británico alcanza los 303 km/h.

En un comunicado, Bentley dijo que estaba "encantado de apoyar la Gala de la Fundación contra el SIDA de Elton John" y que la compañía esperaba conocer, en persona, al afortunado ganador de la subasta del Flying Spur First Edition. En cualquier caso, Elton John mantuvo una dura pugna con el vencedor anónimo, hasta alcanzar la mencionada cantidad.

Bentley Flying Spur First Edition 2019

El evento fue organizado por Sir Elton John y su esposo, el cineasta canadiense, David Furnish. En la gala, repleta de estrellas, se pudo disfrutar de un cóctel, la cena y la subasta en vivo. El misterioso ganador podrá disfrutar, sabiendo que su dinero ha ido a parar a una buena causa. La fundación del músico fue creada, en Estados Unidos, en el año 1992. Desde entonces, ya ha recaudado más de 400 millones de euros a nivel mundial.

Entre sus objetivos, se encuentra la lucha para combatir la discriminación contra las personas afectadas por el SIDA, así como para prevenir infecciones, brindar tratamiento y servicios y motivar a los diferentes Gobiernos para ayudar en esta causa.