Con este deportivo, ya no habrá persecución que se les resista.

Los agentes de la policía del estado australiano de Victoria han incorporado al cuerpo un flamante BMW M5 Competition, completamente preparado para utilizarlo como vehículo patrulla.

Parece que tuvieron algo de envidia, al ver cómo sus compañeros de Nueva Gales del Sur se movían con un Honda Civic Type R, por lo que han decidido que el deportivo alemán les valía para suplir esta carencia.

Galería: El BMW M5 Competition de la policía australiana

Eso sí, no se trata de una compra, sino de una cesión por parte de BMW, de modo que las autoridades de Victoria podrán hacer uso de este coche durante los próximos 12 meses para, tras este período, ser entregado al fabricante, que ha asegurado que lo devolverá a su apariencia normal.

Después, se pondrá a la venta en la red de concesionarios, obviamente como vehículo seminuevo y con algunos kilómetros y persecuciones policiales a gran velocidad a sus espaldas.

A modo de recordatorio, para que sepas de qué coche estamos hablando, te diremos que el nuevo M5 Competition dispone de un motor de gasolina V8 biturbo, de 4,4 litros de cubicaje, que entrega 625 CV y 750 Nm de par motor, con la correspondiente mejora de 25 CV y 50 Nm, respecto a la versión estándar.

Con esta maquinaria encerrada bajo el capó, el deportivo alemán es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos, alcanzando una velocidad punta de 300 km/h.

Con un precio en España de casi 150.000 euros, imaginamos que el Departamento de Policía de Victoria ha agradecido no tener que desembolsar tal cantidad, un coste que también se ahorró con el anterior BMW 530d que el fabricante le prestó, aunque si comparamos ambos modelos, evidentemente estarán más contentos con lo que tienen ahora en el garaje.

Según Vikram Pawh, CEO de BMW Australia: "la combinación de seguridad, potencia y tracción a la cuatro ruedas del sistema xDrive, hacen de este vehículo el ideal para misiones y persecuciones policiales en las que la velocidad punta resulta clave".