Las fotos del accidente son terribles...

Un tren que transportaba multitud de vehículos nuevos en Estados Unidos descarriló, el pasado 10 de julio, a la altura del condado de Lincoln, en el estado de Nevada. Entre los damnificados, se encontraban distintas unidades de Jeep Wrangler, Chevrolet Silverado HD, GMC Sierra HD... y, sobre todo, algunos flamantes Jeep Gladiator.

El accidente afectó a 33 de los vagones del convoy y, algunos de ellos, cayeron por el terraplén de una pequeña colina, hasta acabar en una carretera cercana. 

Galería: Jeep Gladiator accidente tren

Según el medio KSNV News, no hubo heridos, mientras que la compañía ferroviaria, Union Pacific, ha abierto una investigación para averiguar lo sucedido. Eso sí, para cuando leas estas líneas, los trabajos de limpieza ya habrán acabado en la zona, por lo que ya no quedará ni rastro de los coches en el lugar de los hechos.

El Departamento del Sheriff del condado de Lincoln publicó fotos del descarrilamiento (las tienes justo arriba), que dan una idea del alcance de los daños. A fin de cuentas, varios coches salieron despedidos de los compartimentos de carga, dando lugar a una imagen dantesca.

El nivel de destrucción varía considerablemente entre los distintos vehículos. Por ejemplo, hay un Jeep Wrangler Unlimited, de color blanco, que parece listo para arrancar y alejarse por 'su propio pie'.

Eso sí, en el caso opuesto, podemos apreciar un flamante Gladiator rojo que acabó 'patas arriba'. En otra de las instantáneas, puede apreciarse un Silverado HD subido sobre un Sierra HD...

 

¿Qué destino les espera ahora? Lo más probable es que acaben en el desguace, porque entregarlos a sus futuros dueños, incluso tras ser reparados, no parece una buena solución, ¿no crees?

Fuentes: Lincoln County Sheriff's Office Nevada, vía Facebook, y KSNV NBC 3 News

Galería: Jeep Gladiator 2020