No te despistes mirando un accidente, porque puedes provocar otro.

Seguro que te ha sorprendido el titular, aunque después, leyendo la entradilla, ya has entendido qué es el efecto 'Vieja del visillo'. Sí, es aquel que surge al pasar por un accidente. Lo ideal sería no distraerse y mantener la concentración en la conducción, pero no suele suceder así.

En estos casos, habitualmente, el conductor desvía la mirada de la carretera para ver qué ha ocurrido, reduce la velocidad y pierde el control de su vehículo durante varios segundos. Este grave despiste puede generar un nuevo accidente, como queda comprobado en este tuit de la Guardia Civil.

 

Por lo tanto, no seas cotilla, sigue mirando de frente y así tu conducción será segura. Además, no aumentarás el atasco, porque si bajas mucho la velocidad, perjudicarás a muchos coches que van detrás de ti.

En Alemania, Stefan Pfeiffer, un agente de policía, recriminó a varios conductores que hicieran fotos de un accidente en el que se produjo una víctima. "¿Quieres ver muertos? Ven conmigo", le dijo a una de estas personas sin escrúpulos.

Por esta acción, Pfeiffer se hizo famoso en todo el mundo y se convirtió en un héroe por intentar respetar la intimidad de la persona fallecida.    

 

Recuerda que este verano, el número de radares aumentará en nuestra red vial. En concreto, serán 20 cinemómetros más, que se instalarán principalmente en vías secundarias, con 90 km/h de límite de velocidad. Es en esas carreteras donde se produce la mayoría de accidentes mortales, así que máxima precaución en ellas. 

Céntrate en conducir, olvídate del móvil y de las prisas, y disfruta del viaje con la familia y los amigos. Con estos sencillos consejos, llegarás a tu destino sin contratiempos y lo pasarás en grande allí.

Fuente: ABC