Te contamos en qué consisten, aunque ya sabes que la mejor forma de evitarlos es viajar a velocidades legales.

Drones, Velolaser, Pegasus... ya deberías estar relacionado con todos estos términos que parecen sacados de una película de ciencia-ficción, pues son las nuevas formas de multar que emplea la DGT, pero hay una más: radares en cascada. ¿Qué son? ¿Cómo sancionan?

El método para 'cazar' a los infractores, del que ya te hablamos el pasado mes de abril, es bastante sencillo. Se trata de colocar un radar móvil unos kilómetros después de otro fijo. El conductor vuelve a acelerar tras superar el primer cinemómetro y es ahí cuando 'entra en acción' el segundo, que no se percibe tan fácilmente. 

Según informaba en su momento el diario Navarra.com, la Policía Foral de dicha comunidad autónoma utilizó este procedimiento en su territorio durante la pasada Semana Santa, por iniciativa del fiscal de Seguridad Vial de la región. Y, según parece, funcionó a la perfección.

El objetivo es hacer comprender a los conductores que siempre hay que cumplir los límites de velocidad, independientemente de que no haya radares 'a la vista'. La impresión es que, una vez pasado un cinemómetro, hay total libertad para exceder el ritmo del viaje y no debe ser así.    

Galería: Actualidad y seguridad vial

¿Está aplicando la DGT este sistema en todo el territorio nacional? De momento, no se ha manifestado oficialmente, pero no nos extrañaría que así fuera, pues ya sabemos que Pere Navaro, el máximo responsable del organismo, aboga por reducir la velocidad máxima, principalmente en vías secundarias y ciudades. 

Como siempre afirmamos en esta web, cumple la normativa de circulación en todos tus desplazamientos y así viajarás con la máxima seguridad y evitarás 'sustos' económicos. No obstante, nunca está de más permanecer atento a los arcenes, por si las moscas...