La DGT nunca envía notificaciones de multas por e-mail, así que no abras ese correo: es un fraude.

Un día, en la bandeja de entrada de tu correo electrónico, aparece un e-mail de la Dirección General de Tráfico (DGT), que solicita el pago de una multa por exceso de velocidad. Al pinchar en él, observas una notificación y un enlace que, supuestamente, te permite ver la foto del radar y rellenar tus datos para cumplimentar el pago.

Si haces click en ese 'link', acabas de sufrir el timo del radar, pues tu ordenador o tu teléfono móvil recibirá un virus (malware), que podría hacerse con todas tus contraseñas privadas, incluidas las claves bancarias, tal y como informa el diario El Mundo.

Las multas se reciben solo en mano o por carta certificada

A través de sus redes sociales, la propia DGT ha alertado de este correo malintencionado, explicando que nunca solicita datos personales o bancarios a través de un e-mail. Por lo tanto, borra ese mensaje en cuanto lo veas y alerta a familiares y amigos sobre este asunto. Incluso, puedes informar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

El procedimiento de la Dirección General de Tráfico para hacer llegar una multa, si no se ha parado al infractor para notificarla, es entregarla por correo certificado en casa. En el caso de que el conductor multado esté dado de alta en la Dirección Electrónica Vial, puede recibir un SMS informativo al teléfono móvil. 

Lo cierto es que, en el correo, la copia de la multa es bastante cercana a una real y, en ella, incluso aparece el lugar donde se ha cometido la infracción... pero es una burda estafa. Atento, pues, a esta supuesta notificación 'oficial', porque te puede producir un quebradero de cabeza. 

Fuente: El Mundo