Con este dispositivo, se pretende evitar que tengas que salir de tu automóvil en caso de avería o accidente.

La Dirección General de Tráfico (DGT) sigue mandando el mensaje de la necesidad de reducir el número de fallecidos en accidentes de tráfico. Y una parte de estas muertes, lamentablemente, tienen lugar mientras los ocupantes del vehículo salen del mismo para señalizar una avería o accidente.

Esta es la razón por la que el Ministerio del Interior y la DGT han elaborado un borrador en el que incluyen una baliza o dispositivo con iluminación rotativa de tipo LED, que podría ser obligatorio a partir del año 2024 o 2025, aproximadamente. Aunque, dicho sea de paso, el Real Decreto correspondiente todavía no se ha aprobado y está sujeto a posibles cambios.

Lo que si es posible es usarlo de forma opcional, ya que se han homologado algunos dispositivos de este tipo y la DGT recomienda su utilización. Es el caso de Help Flash, un invento de origen español. Esta homologación ha sido posible gracias a la revisión que se hizo del código de colores que usan los vehículos de emergencia, que se quedan únicamente con la iluminación azul.

Galería: Coches de la Guardia Civil

Tomando como ejemplo la baliza luminosa Help Flash, creada por la empresa española Netun Solutions SL, te vamos a contar cuáles son las principales características de este dispositivo, aunque debes saber que hay otros tantos en el mercado.

¿Cómo funciona?

El dispositivo es muy sencillo de utilizar ya que, en caso de avería o accidente, lo único que hay que hacer es pegarlo en el techo del automóvil, gracias al imán que tiene en su base. Además, la luz se activa sola cuando se hace uso de ella, sin necesidad de botones, y es visible a más de 1 kilómetro de distancia.

Para su funcionamiento, basta con insertar una pila de 9 V, con la que se prometen unas 2,5 horas de autonomía ininterrumpida. Si no se hace uso de ella, la resistencia de esta batería asegura una vida útil de hasta 5 años, aunque conviene revisarla o incluso sustituirla pasados los 3 años.

Por su tamaño reducido, se puede guardar en la guantera del coche y el precio de venta al público actualmente es de entre 24 y 30 euros. Eso sí, sus creadores están trabajando en la posibilidad de que sean las aseguradoras y los fabricantes de automóviles los que financien este dispositivo, incluyéndolo en el kit de emergencia, junto a los triángulos y los chalecos reflectantes, por poner un ejemplo.

Más adelante, podrían llegar novedades a esta tecnología, como la app para móvil en la que se está trabajando. Dicha aplicación, sería capaz de, mediante el uso de la Inteligencia Artificial, comunicarse con las autoridades o servicios de emergencia, tras haber contactado con el conductor para, en la medida de lo posible, saber si está involucrado en un accidente o si su autómovil simplemente averiado.

Baliza luminosa Help Flash

Dicho todo lo anterior, todavía está por ver qué decisiones se toman desde el Ministerio del Interior y la Dirección General de Tráfico, ya que, una eliminación de los triángulos y de los chalecos reflectantes a favor de esta baliza de emergencia, no es algo que convenza a todos. Por tanto, queda por ver si sustituiría a alguna de las anteriores medidas de seguridad o si serán obligatorias las tres. 

A fin de cuentas, en las situaciones en las que el conductor tenga que abandonar el vehículo, ya sea porque tiene una rueda pinchada o por cualquier otra situación que lo requiriera, los chalecos serían de gran importancia.

También hay que tener en cuenta que la avería o accidente pueden tener lugar en zonas de curvas o cambios de rasante, donde resulta de vital importancia un aviso de la emergencia en una zona más alejada. Ahí es donde entrarían los triángulos como los elementos de señalización más efectivos.

Y a ti, ¿qué te parece esta idea?