Se produce al salir de un túnel o adelantar a un vehículo voluminoso.

A lo mejor, al leer 'Efecto Pantalla' has pensado que es un peligro relacionado con el parabrisas o los reflejos que se pueden generar en los cristales del coche. Nada de eso, se trata de un peligrosa consecuencia que se puede dar al salir de un túnel o adelantar a un vehículo voluminoso, como un camión o un autobús. 

En esos instantes, nuestro vehículo puede sufrir un fuerte golpe de viento lateral y, por este motivo, desplazarse peligrosamente hacia la mediana, contra otro coche o, incluso, fuera de la carretera. 

Galería: Actualidad y seguridad vial

Si el conductor no tiene bien agarrado el volante y no es capaz de controlar la trayectoria del automóvil, se puede generar un peligroso accidente. Aunque lo lógico es realizar un movimiento brusco (dar un volantazo), lo ideal es intentar encauzar la dirección de forma suave, para no empezar a dar bandazos. 

¿Por qué sucede esto? Pasa al estar determinados segundos o minutos sin la influencia del aire y, de repente, notarlo de forma palmaria. Es como si en un día ventoso, sufrimos una racha más fuerte de lo común. Así lo explica la DGT

 

Cada vez que pases por una manga de viento (así se conoce al indicador que hay en las autovías y autopistas), fíjate en qué dirección sopla y actúa en consecuencia. También es recomendable fijarse en los árboles que hay cercanos a la carretera para obtener esta información. 

Por supuesto, el conductor debe colocar las manos correctamente en el volante, justo por encima de los radios, y sujetarlo con firmeza, además de amoldar la velocidad. 

Si tu coche es de última hornada y viene bien equipado, seguro que contará con diversas ayudas electrónicas a la conducción que palían el 'Efecto Pantalla'. El principal es el sistema de mantenimiento de carril, que actúa sobre la dirección para mantener la trayectoria correcta. Pero recuerda, lo mejor es estar muy alerta ante este fenómeno. 

Fuente: DGT, vía Twitter