Hay que tener el cuello muy bien preparado para aceleraciones así...

Si hablamos de la relación peso/potencia en un vehículo, los karts de competición son realmente invencibles. Solo algún hiperdeportivo, como el Bugatti Chiron, serían capaces de batirlos en una carrera de aceleración. 

En este vídeo, puedes comprobar cómo uno de ellos es capaz de alcanzar los 222 km/h en apenas 9,30 segundos (ve al minuto 2'11"). Para que te hagas una idea clara de su poder, el propio Chiron llega a 200 km/h en menos de 6,5 segundos. Por lo tanto, no está muy lejos de la 'bestia' francesa. 

A diferencia del representante galo, los karts emplean componentes de pequeñas dimensiones, incluidos el motor, los pedales y los neumáticos. Además, los pilotos deben asegurarse de que van muy bien sujetos, porque la capacidad de ganar velocidad es realmente brutal. De hecho, pocos cuellos lo soportarían.  

Probablemente, creerás que este vídeo se ha filmado en algún circuito de Estados Unidos, donde las 'drag races' están muy extendidas. Pero la realidad es que el evento se produjo en el circuito Santa Pod Raceway, ubicado en Reino Unido, donde estos espectáculos también son muy habituales.

Sentimos no tener detalles técnicos sobre los sistemas de propulsión de estos karts pero, a cambio, te aseguramos que los pilotos alcanzan velocidades en las que despegan los aviones... y están literalmente sentados a milímetros del suelo. 

Desde luego, estos vehículos merecen estar en el podio de nuestras locuras favoritas. No te pierdas el vídeo, porque en él aparecen varios karts repletos de potencia y fuerza, que firman velocidades y tiempos muy cercanos a los de nuestro protagonista. ¡Ver para creer!  

Fuente: Mk1Kieran, vía Road & Track