Los españoles prefieren llevarse a su animal de compañía de vacaciones, pero no siempre lo transportan de manera adecuada en el vehículo.

A pesar de la crisis sanitaria, muchos están pensando en realizar viajes de verano a un punto del territorio español en coche. Al final, todos necesitamos desconectar, más aún con lo vivido estos últimos meses. 

Según el informe de Acierto.com, nueve de cada diez personas deciden llevarse a su mascota cuando viajan, de los que el 85% prefiere usar el automóvil como medio de transporte. En muchos casos, esto se debe al desconocimiento sobre las condiciones a respetar y a las propias restricciones de animales en otros medios, como el tren o el avión.

Galería: Consejos para viajar con perros en el coche

Según el destino, sobre todo si es internacional, puede haber demasiadas limitaciones y papeleos, lo que provoca que casi se descarte algo que no sea el coche, mientras que, en el autobús, los animales tienen que viajar en los compartimentos del maletero, algo que no gusta a los dueños de los animales.

Si te das por aludido, conviene que tengas en cuenta los consejos que hemos preparado en este especial 'Vacaciones con perros en el coche'. Así evitarás sustos, accidentes e incluso multas.

Las distracciones están a la orden del día y con las mascotas es algo que ocurre en muchos casos. Un 32% de los encuestados asegura dejar suelto al animal, con el peligro de accidente que esto conlleva, poniendo en riesgo la integridad de la mascota y de los ocupantes del vehículo.

Lo más adecuado es transportarlos en el asiento trasero y combinar un transportín con la rejilla divisoria del habitáculo. De esta manera, cumpliremos con la norma del Reglamento General de Circulación, que dicta que "tanto los objetos como los animales transportados deberán estar colocados adecuadamente para no interferir con el conductor".

2.- Con calma y sin mareos

Carlos Brüggeman, confundador de Acierto.com, también incide en las lesiones que pudiera sufrir, por ejemplo, un perro, algo que las aseguradores no cubren, como norma general.

Sin embargo, existen pólizas concretas que se pueden solicitar y que incluyen los posibles gastos del veterinario e indemnizaciones por accidente o defunción, lo que podría ser de interés para los conductores que habitualmente lleven a su mascota en el automóvil.

Fuente: Acierto.com