Dotado de un propulsor turbodiésel, con tecnología microhíbrida, el nuevo SQ8 TDI alcanza los 435 CV.

El 'renacer' de los motores de ciclo diésel, en las versiones deportivas de Audi, está siendo digno de análisis. De hecho, en las últimas semanas, los hemos visto convertirse en las grandes novedades de los últimos modelos 'S' que se han presentado.

Así, tras las actualizaciones de las familias S4, S5, S6, S7 Sportback y SQ5 TDI, ahora, le llega el turno al Audi SQ8 2019. Un modelo que, además, se coloca como el SUV más potente de la firma de los cuatro aros (actualmente, el SQ7 TDI no aparece en el configurador de la marca).

Galería: Audi SQ8 TDI 2019

Como puedes ver en la galería de fotos, la ya de por sí impresionante estampa del SUV coupé se complementa con algunos elementos específicos, como la cuádruple salida de escape o unas gigantescas llantas de aleación de 22 pulgadas (las de serie son de 21).

Audi SQ8 TDI 2019: con 435 CV de potencia

Sin embargo, el aspecto realmente importante se encuentra bajo el capó. Ahí encontramos el mismo esquema mecánico que estrenó el SQ7 TDI.

Estamos hablando de un motor 4.0 V8, con dos turbos, que produce los mencionados 435 CV de potencia y 900 Nm de par máximo, entre las 1.250 y 3.250 rpm. Datos que se gestionan a través de la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho velocidades, y de la tracción total quattro.

El sistema de hibridación ligera, conocido como Mild-hybrid, se sustenta a través de una red eléctrica de 48 V. Además de permitir accionar el sistema de parada y arranque automáticos del motor start/stop a velocidades de hasta 22 km/h, también alimenta al compresor eléctrico EPC.

Audi SQ8 TDI 2019

De este modo, se consigue una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y una aceleración de 0 a 100 en 4,8 segundos. De momento, no se ha anunciado el consumo medio; lo único que sabemos al respecto es que la adopción de la red eléctrica adicional permite reducir el consumo hasta en 0,5 litros cada 100 kilómetros.

El modelo, llegará a los concesionarios europeos al final del verano, con elementos de equipamiento de serie como la suspensión neumática adaptativa o el control dinámico de la conducción Audi drive select. Por su parte, el catálogo de extras incluirá opciones como las estabilizadoras activas, el eje trasero direccional, un diferencial autoblocante deportivo para el tren posterior...