La versión tope de gama del Q5 declara 347 CV de potencia y una aceleración de 0 a 100 en 5,1 segundos.

El que diga que los motores turbodiésel están al borde de la desaparición, debería replantearse su afirmación. Modelos como el Audi SQ5 2019 demuestran que este tipo de mecánicas siguen siendo plenamente vigentes, a la hora de mover vehículos de grandes dimensiones. 

Esta nueva versión del SUV alemán se beneficia del propulsor 3.0 V6 TDI, que monta un turbocompresor y un compresor eléctrico. Como bien sabes, este último componente elimina el retraso en la respuesta del turbo.

Los 347 CV de potencia y el destacado par máximo, 700 Nm entre 2.500 y 3.100 vueltas, se complementan con el sistema mild-hybrid (MHEV), formado por una red eléctrica de 48 V, que permite circular con el motor térmico apagado, entre 55 y 160 km/h, ahorrar hasta 0,7 litros cada 100 kilómetros y disfrutar de la etiqueta ECO de la DGT.    

Tracción total permanente y suspensión adaptativa

La transmisión asociada es la automática con convertidor de par tiptronic, de ocho velocidades, que trabaja junto al sistema de tracción total quattro. En condiciones normales de adherencia, reparte el 40% del par al eje delantero y el 60 al trasero.

La motricidad puede optimizarse, aún más, con un control electrónico del diferencial y con el diferencial trasero deportivo, opcional, que distribuye de forma variable la fuerza mecánica que llega al tren posterior. 

Con estos mimbres, parece normal que el Audi SQ5 2019 sea capaz de acelerar de 0 a 100 en 5,1 segundos y de alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada), sin que el consumo mixto homologado resulte elevado: 6,8 litros cada 100 kilómetros. 

Audi SQ5 TDI 2019
Audi SQ5 TDI 2019
Audi SQ5 TDI 2019

En materia de chasis, el todocamino germano se beneficia de una suspensión adaptativa, con amortiguadores regulables electrónicamente, que reduce 30 milímetros la altura libre de la carrocería, respecto al Q5 convencional. No obstante, si el cliente lo desea, puede adquirir otra con muelles neumáticos. 

También cuenta con sobreprecio la dirección dinámica, con desmultiplicación variable en función de la velocidad y el ángulo de giro. 

Audi SQ5 TDI 2019

Desde 67.750 euros... en Alemania

Más allá de los destacados aspectos técnicos, el Audi SQ5 2019 también brinda una imagen pasional, a partir de paragolpes específicos, parrilla Singleframe con láminas doble de aluminio, logotipo S, intermitentes dinámicos y acabados en aluminio brillante.  

Por su parte, el habitáculo luce una tonalidad oscura, propia de un deportivo, e incorpora asientos y volante deportivos, además de guarnecidos en aluminio pulido. 

En cuanto a la comercialización, lo único que sabemos es que el Audi SQ5 2019 aterrizará en el mercado alemán este verano, por un precio base de 67.750 euros. En España, tendremos que esperar un poco más y tocará desembolsar algo más de 70.000 euros, bajo nuestro pronóstico.