Ambos modelos estrenan un propulsor V6 turbodiésel, con compresor eléctrico.

Poco a poco, Audi sigue completando la gama de su berlina de representación. Ahora, le llega el turno a las dos versiones más potentes de la gama, los Audi S6 y S6 Avant 2019. Al menos, hasta que el futuro RS 6 Avant deje verse de una vez por todas. 

La mayor diferencia, dejando a un lado las novedades tecnológicas y estéticas, la encontramos en el motor escogido para mover el conjunto. A fin de cuentas, se abandona el anterior 4.0 V8 de gasolina, con dos turbos, en favor del turbodiésel 3.0 V6 TDI, con un compresor eléctrico y una red de 48 V, que sirve de base para el sistema Mild-hybrid (MHEV).

Galería: Audi S6 y S6 Avant 2019

Si el esquema de propulsión te resulta familiar, seguramente, se deba a que ya lo hemos visto en el SQ5 TDI. Al igual que el todocamino deportivo, declara un par máximo imponente, 700 Nm, aunque la potencia crece ligeramente, pasando de 347 a 350 CV.

¿No habrá versión de gasolina? Sentimos decirte que no... salvo que vivas en Estados Unidos, Asia u Oriente Medio. En aquellos mercados sí que se comercializará el motor 2.9 V6, biturbo, con 450 CV.

Audi S6 y S6 Avant 2019: grandes prestaciones

De serie, los nuevos deportivos de Audi cuentan con la tracción total quattro, que se puede complementar con un diferencial autoblocante deportivo, en el eje trasero. Pero también, con la suspensión adaptativa damper control y la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho marchas. 

Por supuesto, no tienen problema para declarar unos datos de prestaciones más que notables: 250 km/h de velocidad máxima (autolimitada) y 5,0 segundos en la aceleración de 0 a 100 (una décima más, en el caso del familiar).

En este sentido, se deja sentir la presencia del compresor eléctrico EPC, con un tiempo de respuesta por debajo de 250 milisegundos, una potencia de salida de 7 kW y un régimen de giro de 70.000 rpm.

Audi S6 2019

Consumo ajustado

Respecto al dato de gasto medio oficial, está cifrado en 7,8 litros cada 100 kilómetros, para la berlina, y en 7,9, para el familiar.

Por supuesto, el sistema MEHV de 48 voltios ayuda, activando el sistema start/stop a partir de 22 km/h, durante un periodo máximo de hasta 40 segundos. Con esta medida, se puede ahorrar hasta 0,4 litros cada 100 kilómetros. 

Para adaptarse a las necesidades de cada momento, tanto el S6 como el S6 Avant, incluyen de serie el control dinámico de la conducción Audi drive control, con cinco programas de funcionamiento: confort, auto, dynamic, efficiency e individual. Entre el listado de opciones, también encontramos elementos como los discos de freno carbocerámicos. 

Con un inicio de comercialización previsto para el mes de mayo, Audi todavía no ha comunicado los precios oficiales para España. Hasta entonces, tomaremos como referencia los del mercado alemán, que son de 76.500 euros, para la berlina, y de 79.000, para el familiar.