Seguramente, es el Subaru XV más extremo que vas a contemplar en mucho tiempo.

Bajo la denominación Crosstrek se ha desarrollado este Subaru, un modelo que en Europa conocemos como XV y que es, básicamente, un todocamino compacto.

Aunque lo cierto es que poco queda del automóvil de producción en serie en esta edición Desert Racer, convertido en un auténtico buggy de carreras para el equipo Grabowski Brothers Racing.

Galería: Subaru Crosstrek Desert Racer 2019

Dicho sea de paso, esta es una de las pocas formas de llegar 'entero' tras recorrer los 783 kilómetros de pistas llenas de arena del desierto y de piedras, para completar una carrera como la Baja 500 norteamericana.

Este año ya la ha corrido y, por delante, tienen las competiciones de Las Vegas a Reno, en agosto, y la Baja 1000, en noviembre, entre otras.

La preparación del Subaru Crosstrek Desert Racer 2019 ha pasado por una serie de mejoras con respecto al coche con el que han participado en los dos últimos años, siempre en la categoría Class 5 Unlimited.

Aunque no afecta al rendimiento, cabe destacar que para esta temporada han estrenado la carrocería en los colores azul y oro, tonos con los que el Impreza ganaba carreras en el Mundial de Rallies.

Subaru Crosstrek Desert Racer 2019

Para sortear los obstáculos del camino, este Subaru equipa neumáticos 'off road' de grandes dimensiones, un sistema de amortiguación de altas prestaciones, una generosa altura de la carrocería al suelo y una jaula de protección que hace las labores de cabina en este tipo de vehículos, sin cristal en el parabrisas.

Esta bestia se desplaza por terrenos 'rotos' con un alto grado de dificultad gracias a la fuerza que llega hasta el eje trasero, cortesía de un motor de tipo bóxer, de aspiración natural, que cubica 2,5 litros y que, tras las actualizaciones de este año, entrega 300 CV.

Subaru Crosstrek Desert Racer 2019

Con este buggy, pretendían demostrar lo que se puede hacer con un motor atmosférico en una categoría de este tipo, hasta cierto punto 'ilimitada' y en la que han decidido prescindir de las ayudas del turbo o del compresor.

Por ahora parece que los resultados son buenos, ya que han terminado la Baja 500 con los mejores de su categoría, en el puesto 100, si hablamos del resultado en la clasificación general.