El conjunto se completa con una carrocería modificada por el especialista Rauh-Welt Begriff.

Para todos aquellos que crean que un Porsche 911 (993) no es lo suficientemente especial, el carrocero Rauh-Welt Begriff dispone de un kit para 'moldear' la carrocería del deportivo de la firma alemana y aumentar su atractivo.

Si además, le añadimos unas enormes llantas de aleación de Forgestar Wheels, el resultado final puede que sea uno de los 'Nueveonce' más llamativos que hayas visto últimamente. La variedad de modificaciones introducidas consiguen un vehículo ideal para perdernos por una carretera de montaña interminable o acceder a un circuito. 

Galería: Porsche 911 de Forgestar Wheels

Si nos centramos en el vehículo, la base parte de un 911, del año 1995, con solo 55.000 kilómetros en el marcador. Akira Nakai, de Rauh-Welt Begriff, comenzó con un kit de carrocería compuesto por 17 piezas, que incluye aletines específicos para ensanchar los pasos de rueda.

Después, toda la carrocería se pintó en azul Riviera. Los intermitentes transparentes y el alerón trasero, con la tercera luz de freno integrada, agregan detalles específicos a la esbelta figura del modelo alemán.

El especialista en llantas de aleación Forgestar ha sido el elegido para suministrar un juego del modelo M14, con un tamaño de 18 pulgadas, que lucen impecable aspecto. Incluyen detalles negros en acabado mate y aro de metal pulido con una capa superior tintada. Los neumáticos Pirelli P Zero Corsa completan una preparación de infarto.

Porsche 911 de Forgestar Wheels

Los ajustes mecánicos también incluyen un juego de amortiguadores KW V3 y frenos Stoptech ST40 con discos perforados. También se ha añadido un sistema de escape personalizado, que incluye colas de fibra de carbono.

Porsche 911 de Forgestar Wheels

En el interior apreciamos cambios significativos. Los asientos de tipo baquet son unos Momo Super Cup, tapizados en cuero con el logotipo de Rauh-Welt Begriff en el reposacabezas. El conductor disfruta de la conducción con un volante Momo Mod 7.

La palanca de cambios tiene un tamaño reducido y una posición elevada, lo que permite no alejar demasiado las manos del volante. Además, los pedales perforados completan ese toque deportivo al habitáculo.

Fuente: Forgestar Wheels