La historia de su protagonista demuestra que nada se interpuso en su sueño de infancia.

Cuando Manfred Huber era un niño que crecía en su Baviera natal, afirma que escuchó el sonido ronco del motor refrigerado por aire del Porsche 911 clásico. Desde ese momento, conducir el suyo propio se convirtió en su sueño de juventud.

Huber hizo realidad ese sueño, a pesar de que nació sin piernas. Y el vídeo cuenta la historia de cómo Manfred tuvo su superdeportivo soñado.

Galería: Porsche 911 Turbo SE 1985

Esta historia inspiradora y emocionante nos llega de la propia revista '9:11' de Porsche y podemos verla gracias a un vídeo, subido a YouTube, por Noah Joseph.

Hace aproximadamente tres décadas, Huber dejó un trabajo seguro y acomodado para convertirse en mecánico de automóviles. Alquiló un simple taller, sin calefacción, con una sola dependencia; ocho años después, el taller ha crecido, tal y como podemos comprobar en la grabación.

También sabemos que compró un Porsche 911 clásico. Cuando comenzó a trabajar en su puesta a punto, inicialmente, no estaba seguro de si alguna vez lo podría conducir. Sin embargo, Huber creó un sistema inteligente, basado en palancas, que reemplazaba los pedales, permitiéndole conducir el coche, a través de la hermosa campiña alemana, a pesar de su discapacidad.

El Porsche 911 T, pintado en verde brillante y naranja, está repleto de detalles personalizados. Huber dice que escogió esos colores y las modificaciones, porque quería conseguir un vehículo llamativo. Nosotros podemos decir que lo ha conseguido.

Porsche 911 Turbo SE 1985

Además de su ingenioso sistema adaptado mediante palancas, Huber ha modificado el interior, eliminando todo el peso posible. Dispone de una jaula antivuelco y asientos y volante deportivos, además de unos curiosos cronómetros, ubicados en el cuadro de instrumentos.

Al margen del resultado final del vehículo, lo que provoca el vídeo es una gran admiración por la voluntad y constancia de Huber. Supo entregarse de lleno a su pasión y, a pesar de las dificultades obvias, pudo hacer realidad su sueño. Además, posee un Porsche 911 clásico único en el mundo.

Ya lo sabes, cuando te sientas deprimido o falto de motivación, seguro que este vídeo te provocará una inyección de energía positiva.